01 agosto 2005

De carreras

Muchas semanas transcurrieron desde la publicación de mi anterior "en medio del ruido" a hoy. Y sería en cierta forma aceptable si durante ese lapso hubiera escrito o al menos estructurado mentalmente algo para este sitio. Pero no fue así y hoy que barrunto una idea me siento a escribir, de carreras, un par de párrafos antes de dejarla ir.

La semana que pasó me impacté por la muerte de un locutor de ciclismo de la cadena radial RCN, transmitida en vivo y en directo porque ocurrió durante la transmisión de la vuelta a Colombia cuando el vehículo desdendía la cuesta de La Línea y el conductor perdió su control. No he querido oir las grabaciones del momento, solo imaginarlas me perturba aunque dicen que no hay mucho más que ruidos del accidente. Y ya que estamos hablando de medios de transporte, la semana pasada también se supo la noticia que en el lanzamiento del transbordador Discovery hubo un desprendimiento de materiales que potencialmente pudieron haber afectado la protección del vehículo para su re ingreso a la atmósfera. Esto exactamente fue lo que pasó hace unos años produciendo la destrucción del Columbia con su tripulantes en el interior. ¿Qué estará pensando la tripulación? Aunque al día de hoy parece que el desprendimiento no va a ser fatal, sí debe ser angustiante saber que pueden morir en el reingreso o deberán permanecer en el espacio ya que el regreso sería mortal. Y me acuerdo de las familias de los tripulantes del transbordador quienes posiblemente vean por última vez a sus seres queridos en la transmisión de televisión que se hace desde el espacio exterior. Y ellos llevando a cabo su plan de trbajo de manera "normal". Creo haber visto en elguna película, un libro o haberlo imaginado para un cuento un caso como este, un astronauta enviado al espacio y condenado a morir porque no había en la tierra quien lo condujera de vuelta a ella. Solo en la inmensidad, más cerca de las estrellas y con un futuro inevitable.

Mis oraciones van por las familias de locutor fallecido y de los tripulantes del Discovery. Todavía podemos pedir que este último regrese indemne a la tierra y todo no pase de ser un susto mayúsculo.

Postscriptum: Hoy 9 de agosto volvió sano y salvo el Discovery con su tripulacion. Valieron nuestras oraciones (y especialmente las de ellos).

No hay comentarios.:

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados