13 octubre 2005

¿Diálogo de sordos?

Los foros de opinión, las encuestas que se hacen por internet o los temas del día en las emisoras de mayor audiencia en el país son solamente una falsa posibilidad de participación que se les da a los oyentes y lectores. Los posibilidad de añadir comentarios a los artículos en los periódicos de internet va por la misma vía. Diálogos de sordos en los cuales quienes han alcanzado notoriedad en los medios de comunicación abren sus espacios para que la gente del común opine. Pero nadie le pone cuidado al común cuando opina. A manera de ejemplo, el tema del día en la W y El Tiempo; se reciben cientos de comentarios los cuales casi nadie lee porque todos están hablando al mismo tiempo buscando sobresalir. Las opiniones al aire son de la misma forma procesadas una tras otra como relleno y no añaden nada a la discusión que se está llevando en el programa. Cada uno quiere ser oído al aire y especialmente ser parte del programa de Julito aunque a él y sus colegas nada les importe las opiniones del público.

No se puede decir que es exclusivo de esta emisora el asunto. En las otras del mismo formato va por el mismo camino, en las opiniones que se dan a los artículos de El Tiempo y El Espectador y demós publicaciones por internet existe la posibilidad de armar debate pero pocos lectores lo hacen. Cada uno quiere ser escuchado y no más.

He visto en los blogs de algunos periédicos en línea que se han dado charlas y discusiones bien interesantes. Brevemente y tal vez inexactamente podría describir los Weblogs (o blogs) como sitios en internet escritos en su mayoría por gente del común en los que se pueden debatir diferentes tipos de temas y los cuales permiten la participación tanto de quien escribe artículos como de quien solamente se acerca a comentarlos. Estoy más familiarizado con los de cultura que con los de política y por tanto solamente opino de los primeros. Una comunidad respuetuosa se ha ido formando, se depura ella misma y establece diálogos constructivos y va delineando futuros temas. Al fin y al cabo despiertan menos pasiones que la religión, el fútbol o la reelección. Al parecer es este formato el que está llamado a cambiar la forma en la cual el público deja de serlo y se vuelve líder de opinión, la verdadera forma en que la sociedad civil pasa de ser un ente abstracto a tomar una forma más o menos sólida. Obviamente nos lleva ventaja el mundo desarrollado aunque no podemos soñar que ellá la vida es maravillosa. Como en cualquier otra parte quienes toman acción para intervenir en sus problemas son siempre una minoría.

Se va abriendo el camino para una participación decisiva. Con la campaña política que se avecina y sus altísmos riesgos de seguridad este tipo de colaboraciones colectivas cobrará importancia. No tanto por involucrar nueva gente. Por ahora solo por permitir un intercambio seguro de ideas entre los habituados a hacerlo exponiéndose menos al ataque aleve. Sin embargo permanece el riesgo de la ofensa anónima y la amenaza bajo identidades falsas y protegidas por la el mismo carácter público de la internet.

Somos nosotros, los demás, la gente de la calle, quienes debemos investigar sobre las posibilidades reales de expresión que se nos muestran y usarlas. Se irá construyendo un pensamiento colectivo y estas herramientas lo consolidarán.

1 comentario:

Pabloelb dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero personalmente creo que generalizas demasiado. Es cierto que existen programas que funcionan tal y como dices, pero sé de otros que sí valoran las opiniones expresadas por el público. Aunque también es cierto que las personas que participan buscan el resaltar antes que el enriquecer la discusión, que en relaidad deja de ser tal. Un saludo y enhorabuena por tu blog.

Saludos

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados