17 enero 2006

La iluminación necesaria

Ando encantado con esta nueva vida de desempleado con plata y ahora me llaman a que participe en un proceso de selección para volver a trabajar en lo mismo de antes. En realidad no es que esté aprovechando tanto el tiempo como escritor y hace falta una entrada de dinero fija para que el dinero en la bolsa de valores no se escurra en los gastos del día.

Si empecé este blog cuando tenía trabajo, puedo continuarlo si vuelvo a emplearme. Habrá que trabajar en la disciplina y pedirle a Dios, la virgen y los santos que me manden pedacitos de esta virtud todos los días y no muera el protoescritor en ciernes con medio capítulo de novela adelantado.

Que Dios y las ánimas me iluminen

No hay comentarios.:

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados