20 enero 2006

Tapar el sol con un dedo

Ayer uno de mis muy escasos lectores me regaño por parcializado. En eso está la diferencia entre opinión y el periodismo normal. El periodista debe ser ecuánime; el que opina da su versión personal.

Los acontecmientos de ayer confirman lo que pienso de este caso. Todos los personajes le dan el beneficio de la duda a Pardo, por eso hablaba de su blindaje. Sin entrar a detallar si es culpable o no, ha salido casi ileso de este ataque. Muchos piensan que el gobierno ha manejado mal el caso, así terminara confirmándose que Pardo hizo algo ilegal.

Hasta los chismes hablan que Horacio Serpa está molesto por la pantalla que se está robando Pardo, en detrimento de los demás precandidatos especialmente Serpa. Y la mayoría de los analistas hablan de mayor o menor ganancia por Rafael Pardo en este escándalo.

Por el manejo torpe del gobierno y ese tufillo tiránico que se percibe a veces, cambié mi intención de voto. Antes iba seguro por Uribe, a pesar de las maniobras poco claras en la aprobación de la reelección. Ahora no estoy seguro, puede ser Pardo, o tal vez Antanas, o quien quita, pueda ser Uribe. Pero negar que se ha manejado el país en beneficio del candidato presidente es querer tapar el sol con un dedo.

¿El fin justifica los medios? ¿Una recuperación en la movilidad y la seguridad, un retroceso de las FARC, avalan abusos en otros aspectos de la política? No, desde mi punto de vista.

No hay comentarios.:

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados