19 julio 2006

Locuras

La otra noche soñé que jugaba banquitas en una calle cualquiera de Bogotá y uno de mis contrarios era Gabriel García Márquez. En una magistral jugada le hice un sombrerito al famoso escritor y fue tanta la dicha que pensé: para qué jugar más después de esa belleza. Y dejé de hacerlo mientras comentaba a los otros que yo nunca lograría construir metáforas como las de Gabo pero él nunca podría hacer jugadas como las mías.

En realidad prefiero igualar sus metáforas a que él logre hacer jugadas de fútbol que yo sólo puedo en los sueños.

3 comentarios:

mazo dijo...

mmm, sé que ya se acabó el mundial pero eso me recuerda a Zidane con el sombrerito sobre Ronaldo.

Anita dijo...

Hola Mauricio!
Que agradable sueño, y entretenida locura.

Un abrazo.

Un Gerente dijo...

uy!, el dia que yo sueñe haceindo eso, me vuelvo escritos de sueños. . .los mios no pasan de pesadillas y angustias. .

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados