31 marzo 2006

Bogotá

Hace unos días venía pensando escribir sobre mi ciudad pero, como se habrán dado cuenta, no ha habido muchos artículos originales sino referencias a otros sitios y los links correspondientes. Nuestra amiga La Aprendiz de Maga escribió su propio post avisándonos de su viaje a Bogotá y que ha encontrado a Dios en mi ciudad. Ella me dio el impulso que faltaba para escribir unas pocas líneas.

Desde hace un tiempo nuestros medios de comunicación han venido reseñando artículos en revistas y periódicos internacionales en los cuales se habla maravillas de la que fuera llamada La Atenas Suramericana. En verdad los colombianos somos poco dados a reconocer nuestras cosas buenas y cuando un extranjero habla maravillas de algo nuestro no lo podemos creer. Sabíamos que nuestra ciudad era modelo en el país por el cambio drámatico que ha tenido durante los últimos gobiernos locales y algo nos llegaba en medio del ruido que otras capitales estaban tomando el modelo del sistema de transporte masivo bogotano para implementarlo allá. Hay que aclarar que, a su vez, nosotros tomamos la idea de Curitiba, Brasil, de donde sí es original, sólo que parece que mi capital fue la primera gran ciudad en desarrollar un sistema parecido.

Nos han contado los periodistas colombianos sobre una publicación de 10 páginas hablando bellezas de Bogotá en una revista mexicana llamada Travel and Living. No encontré vínculo en internet para llevarlos. También han dicho que The New York Times y la BBC han hecho lo propio. Todas hablando del cambio ocurrido, me alegra mucho que los demás lo hayan visto. Amigos míos que vienen de visita de otras ciudades del país hablan de lo bonita que está y cómo ha cambiado. Pienso que la principal evolución se dio en las mentes de los ciudadanos, finalmente reconocemos nosotros mismos que tenemos una ciudad para mostrar como muchas más en Latinoamérica. A partir de ahí, el visitante tiene todo preparado para sentir el cambio.

Los bogotanos nos acostumbramos a hacer conciertos multitudinarios en completo orden, aunque haya todavía residuos de violencia en los estadios de fútbol. No tenemos la fortuna de Caracas, Río o Buenos Aires de recibir la visita de monstruos de la música aunque estamos preparados. Lo que no sabemos es si podamos pagar los costos de boletería.,aunque para ver a los Stones uno saca plata de donde sea. Desde 1988 se celebra en Bogotá el Festival Iberoamericano de Teatro. El nombre de iberoamericano quedó pero el alcance se amplió a mundial porque llegan compañías teatrales de Asia y Europa. Se crearon festivales llamados "al parque" de los cuales el más famoso es Rock al parque, la reunión gratuita de músicos de Rock, Rap y Hip Hop más importante de latinoamérica. A propósito, estos festivales anuales de rock están rompiendo el paradigma que los seguidores de esta música son violentos. En las últimas ediciones no ha habido el menor incidente de vandalismo y siempre viene a mi memoria las imágenes de un concierto gratuito de vallenato hace como 7 años, en el mismo parque del festival de rock, el cual terminó con una lluvia de botellas y otros elementos. Y dicen que los rockeros son tremendos.

Bogotá ha generado cientos de espacios de encuentro. Claro que no faltan los problemas de cualquier ciudad latinoamericana. Cuando pude estar en Ciudad de México, en Sao Paulo o en Buenos Aires, las conversaciones con los taxistas simpre pasaban por el tema de los asaltos y llegábamos a la conclusión que hay que tener cuidado en todas partes. Nosotros, como estamos acostumbrados a tomar precacuiones, no sentimos que estemos más amenazados cuando vamos a otras ciudades. Tenemos esa ventaja sobre los europeos y estadounidenses. Además, si manenemos la boca cerrada y un perfil bajo nadie va a notar que somos turistas.

Hoy comienza la décima edición del Iberoamericano de Teatro. Trataré de gozarme el teatro callejero y voy a ver si voy a alguna función de sala. En la programación está incluido un concierto de Omara Portuondo y de Martrio con Chano Domínguez. Para ése ya tengo mis entradas listas. Buscaré tomar fotos de los espectáculos de calle y las que merezcan publicarse las subiré a este blog.

Bienvenidos a la Atenas Suramericana, la Tenaz Suramericana como dieron por llamarla los jóvenes de la década de los 80 y 90.


Algunos pocos links sobre Bogotá
Sitio Oficial de la Ciudad
Festival Iberoamericano de Teatro
Bogotá [+] que DC
Algo de Bogotá
Blogotá de Rumba
Bogomusic
Bogotania

30 marzo 2006

Una más sobre blogs

Encontré en Clarín una referencia a este sitio en donde hablan de Web 2.0. En realidad no entiendo qué es eso (si alguien me explica le agradezco) pero me llamaron la atención estos párrafos:

"Si bien se viene hablando hasta el hartazgo del carácter revolucionario de los weblogs, al final la comunidad weblogger es mucho más autista y endogámica de lo que las noticias en los medios –en especial la autopromoción permanente que los propios webloggeros se hacen a sí mismos– dejan ver, y está a años luz de las preocupaciones y de los esfuerzos que la gente común está dispuesta a hacer cuando de consumir noticias se trata.

Para la mayoría de la gente el consumo de medios es tan sólo leer, hojear, alguna vez marcar o señalar, y a otra cosa. Ni siquiera la propia Wikipedia, con lo exitosa que viene siendo, escapa a este cuestionamiento de fondo. La mayoría de la gente no quiere opinar, no quiere escribir, no quiere publicar y probablemente tampoco quiera pensar, salvo en casos acotados, y les deja el trabajo a los otros."

El artículo completo aquí por si alguien está interesado.

29 marzo 2006

Eclipses

Hace como 30 años, no tengo el año exacto, hubo un eclipse anular de sol que sería visible en Colombia. Mi hermano mayor nos llevó hasta el embalse de Tominé a ver el eclipse en el viejo Land Rover modelo 68.

Los recuerdos son vagos pero puedo asegurar que hubo una gran cantidad de gente observándolo, fue hacia el atardecer así que se oscureció, aclaró de nuevo y a los pocos minutos ya era de noche oficialmente. Tengo claro también que el regreso, saliendo del embalse hasta la carretera central del norte, fue toda una odisea por el trancón que se armó ante la gran cantidad de vehículos. Dada mi corta edad el trancón fue causa de angustia porque no entendía la demora y los nervios en todos los vehículos eran evidentes. Imagínense el comportamiento de los conductores. Al final llegamos a la carretera central y el tránsito fluyó de manera adecuada. Los otros vehículos nos adelantaban a toda velocidad porque nosotros en el jeep (génerico de campero o todoterreno en Colombia) no íbamos muy rápido que se diga. Ahí me dormí y desperté en la seguridad de la casa. Creo que mi mamá no fue a con nosotros y esa debió ser una de las causas de mi preocupación.


Foto tomada de aquí

Ese es el primer eclipse en mis recuerdos. Justo en el momento en que la luna cubría el sol una gran nube se unió a la fiesta y no se pudo ver más que la oscuridad producida. Nada del anillo solar, nada de la corona, ni el diamante. Fue una especie de fiasco porque muchos científicos habían venido a verlo, si mal no recuerdo.

Otro eclipse en mi memoria fue uno que no vi. En 1991 me encontraba en Barquisimeto en el Festival de Narración Oral y durante esos días ocurrió el eclipse total visible en partes de Colombia, incluída Bogotá. Allá en Venezuela sólo fue parcial y no hubo un oscurecimiento notorio. Otro que me perdí.

No han pasado tantos años, aunque para un niño de 7 u 8 decirle 'hace treinta años' es casi como historia sagrada. Pues de allá a acá es como si viviéramos en otro mundo. Hoy tuvimos transmisión en directo por TV e internet y podemos cuando queremos ver la transmisión una y otra vez gracias a la magia de las comunicaciones. Los de mi generación no me pueden negar que estamos viviendo en otro planeta diferente al que nacimos (sin entrar a discutir si mejor o peor). Los adolescentes de ahora siempre han tenido CDs, Internet, el celular en los niños es un estándar y, como en una de esas cadenas que circula hace años por la misma red, no nos explicamos cómo logramos sobrevivir en ese mundo bárbaro en el que nacimos.

¿Qué hubiera sido de nuestras tareas escolares y univesitarias con Internet? Otra vida, así de simple.

La foto es del eclipse de hoy. Es un montaje de Graeme Coates, Located in Kalkan, Southern Turkey. Mar. 29

28 marzo 2006

Auroras boreales

Uno de mis sueños es presenciar las auroras. Son mi fascinación. Encontré aquí estas fotos. El sitio se especializa en publicar noticias del ambiente Tierra-Sol e informa datos valiosísimos para todos nosotros como la velocidad del viento solar y su densidad, el estado de las manchas solares y asteroides potencialmente peligrosos. Muy importante, ¿cierto?

Pero lo que en realidad me importa son las fotos de las auroras. Bajo cada una está su autor, el sitio donde fue tomada y la fecha (año 2006). Hay muchas más.


Bjarne Riesto,
Vadsø, Noruega
Mar. 19


Ivar Marthinusen,
Gol, Noruega
Mar. 18

Definición de colombiano

Encontré en Semana.com este artículo que es el resumen de un estudio sobre valores en Colombia, que tomó cinco años. Para quienes quieran ver un poco de lo que es mi país, aunque es imposible saberlo de una manera más aproximada a la verdad si no se conoce la importancia de las monas de la chocolatina jet en la cultura colombiana, o si no ha probado de manera reiterada el chocorramo, o no se le ha derretido la boca con la simple descripción de un aborrajao'... en fin, es una buena aproximación para empezar a discutir, al lado de un tinto (un café negro para los extranjeros) si somos o no somos así.

27 marzo 2006

Mi viaje en el MET

Otro de los abandonados. Recuperado de mi blog moribundo para ustedes y mis recuerdos. Le hice algunos retoques con la experiencia de seis meses más escribiendo blogs a diario.

---------

miércoles, octubre 12, 2005

Mi viaje en el MET


El sábado pasado estuvimos con Jairo en el Metropolitan Museum of Art (New York) huyendo de la lluvia y hubo momentos notorios en el recorrido.

Volver a ver a la sección de Egipto, llena de detalles lindos e impresionantes, ver el fragmento de la cabeza de reina en alabastro amarillo. Solamente se le ven los labios, el mentón y algo de las mejillas pero se nota la belleza en la obra como en la modelo. Para hoy nos queda solamente imaginar el resto.

Fragmentary Head of a Queen, ca. 1352–1336 B.C.E.; Dynasty 18, reign of Akhenaten; New KingdomEgyptian
Fragmentary head of queen



Luego era ir a mi colección favorita, los pintores europeos del siglo XIX. Tal vez porque estoy sensible últimamente, frente a varias de las obras estuve a punto de llorar. Van Gogh, Cezanne, Renoir, Monet me hicieron sentir esa fibra que a veces se esconde. Pero de lo más especial fue ver la felcidiad de una joven japonesa cuando un extraño le tomó una foto al lado de un Seurat, no recuerdo cuál y verle con una sonrisa de sueño cumplido mientras comprobaba en el visor de su cámara digital cómo había quedado.

View of the Port of Marseilles, 1905Paul Signac (French, 1863–1935).

Imagino que mi rostro se debe ver así cada vez que estoy en frente de uno de los dibujos de Cezanne en esa sala del MET que está a media luz para que no se deterioren sus tesoros. O cuando estuve en el MOMA frente a la Noche Estrellada de Van Gogh. Mi sonrisa debio haber sido igual o mayor. Qué bonito.

Vincent van Gogh. The Starry Night. Saint Rémy, June 1889. Oil on canvas, 29 x 36 1/4" (73.7 x 92.1 cm).

Cada persona vive su propio viaje durante la visita a un museo. Cada uno mira las obras bajo su propia lupa. Esto fue tremendamente evidente cuando Jairo, educado para ver las pinturas desde el punto de vista del pintor que es, casi corriendo se acerca a un Monet y fascinado habla sobre como estaba pintada el agua de tal forma que las ondulaciones parecían casi en movimiento.

La Grenouillère, 1869Claude Monet (French, 1840–1926)

Yo hubiera podido pasar cien veces por esta obra y no haberla mirado con esos ojos. Cada uno ve el mundo con su spropios lentes. Los míos no ven así. Por eso fue muy valioso venir con él. Me muestra cómo ver de manera diferente las obras de arte. Por ejemplo reconocer cómo Degas compone sus obras incluyendo fuguras incompletas, cortadas. Y me muestra que antes nadie más lo había hecho. ¿Para que más son los amigos sino para aprender de ellos? Además me enseña sobre la mezcla de colores, los predominantes y cómo los colores en los cuadros de estos pintores no son puros sino que se forman por la superposición de otros diferentes y como hay que añadir ciertas notas de los colores principales en otras partes del cuadro para dar balance a la obra. The Dance Class, probably 1874Hilaire-Germain-Edgar Degas (French, 1834–1917)

Cuando andábamos por estas salas un par de jóvenes (uno y una) de repente nos hicieron una pregunta. "¿Ustedes saben cuál es la influencia del arte japonés en la obra de los impresionistas?" Pues los muchachos tenían como tarea esa averiguación y una lista de una página completa ¿Qué pregunta es esa? ¿Por qué nosotros fuimos los elegidos para la pregunta? ¿Qué cara teníamos para saber esa respuesta? Pues media hora antes habíamos pasado de camino a esta colección por una muestra previa a una exposición de dibujos de Van Gogh y una de las obras de la muestra era una de esas hermosas y famosas pinturas japonesas y hablaba sobre la influencia en Van Gogh de los japoneses. Después de la sorpresa de la preguntita solo atinamos a decirles que en la otra colección de pronto tenían alguna pista. Nos sigue rondando la pregunta, por eso la anoto antes que se me olvide o la confunda. Estuvimos buscando a Andrew Wyeth en la sección de Arte Moderno y no encontramos, pero si vimos a Edward Hopper, además un Dalí que no había visto en otros viajes. Sería aburridor hacer una lista de todo lo que vi. Pero menciono en especial en la sección de arte de Africa Ocenía y las Américas la orfebrería de los indígenas colombianos antes de la conquista. Cómo brilla y resalta. Es hermosa, tiene dos vitrinas mientras los demás solamente una. Qué tal que vieran al Museo del oro. Una colección como la nuestra (lo que quedó después del saqueo) con una infraestructura y afluencia de visitantes como la del Met. ¡La locura!

Ya se acababan la tarde y las fuerzas asía que el último paso fue por ¡la tienda!. Muchas cosas bonitas que comprar pero con el plan de austeridad que llevaba solo quise llevarme dos muñequitos: un dragón y un arquero (de arco y flecha no de fútbol...). Jairo en cambio se hizo a diversos muñequitos, caballeros medievales con armadura para torneo y sus caballos.

Y ya dispuestos a enfrentarnos de nuevo a la lluvia que inclementemente seguía cubriendo Manhattan el vestíbulo principal del museo estaba lleno con las notas de un hermoso piano. Se notaba que no era una grabación sino interpretación en directo. Aparentemente en algún lugar del tercer piso, donde hay un resturante estaban interpretando unas obras para piano bien bonitas. Mientras salíamos pudimos oir los aplausos en premio a la excelente interpretación. O tal vez de despedida a nuestra visita.

-----

Las imágenes fueron tomadas de los sitios cuyos vínculos aparecen en medio del texto. Los derechos son reservados a los titulares de estos sitios y las imágenes se incluyen con propósitos no comerciales.

26 marzo 2006

A 15 pisos de altura

En Ciudad de México, en la nueva torre Hilton del Paseo de La Reforma

25 marzo 2006

¿qué hacemos con los radicales?

Yo que me muevo entre blogs más o menos decentes, soy sorprendido cada vez que entro a los foros y blogs del periódico El Tiempo en internet. En esta situación que vive Colombia uno no sabe hacia que lado coger porque aunque se perciba que hay favorecimiento del gobierno para los paramilitares parecen existir éxitos en la lucha contra la guerrilla. Digo que se 'percibe' y 'parece? porque en este temá más que en nignún otro nos hallamos inmersos en medio del ruido y no sabemos cuánto de los que nos lega es realidad o puramente ruido.

Volviendo a los foros y blogs del periódico se encuentra una virulencia que no creo exista tan exacerbada en otros países. Tal vez me equivoco y es un reflejo de cómo está el mundo. Encontramos las posiciones más radicales, insultos, amenazas, llamados a la guerra, al exterminio a la discriminación... en fin. Me da pena ajena lo que pueda descubrir de Colombia y de los colombianos un extranjero que se acerque a estos foros.

Siempre que hay polarización se terminará en estas situaciones. Entiendo que en la política nos encontramos con la formación de dos bandos opuestos. Pero que esta forma de insultar se encuentre en los blogs de Televisión o en los de la Vida de hoy, dice todo sobre cómo somos.

En esos momentos entro en las brumas del pesimismo, sin saber para donde tomar o si quedarme dónde estoy. A donde me mueva tendré que enfrentarme con radicales dispuestos a cualquier cosa. Aunque también con miles de compatriotas inteligentes que entienden los diálogos como la forma de avanzar todos en la misma dirección. Pero, mientras tanto, ¿qué hacemos con los radicales?

La pasión de Cristo en directo

¿Quiéres saber dónde va la procesión del jueves o viernes santos? ¿Necesitas ubicar rápidamente el ´paso' que despierta tu fervor?

Pronto, en tu celular y en todas las estaciones de transporte.

La tecnología al alcance de Dios.

*Sólo en España. Ir a El País

24 marzo 2006

Dos sobre blogs

Pongo a disposición dos vínculos a artículos sobre blogs, de El País.

El primero habla sobre cómo volver libro un blog. No entiendo cómo sería eso de incluir en el papel los vínculos externos cuando una de las funcionalidades principales de estas bitácoras es referir a sitios ajenos para ubicar la información. Algo como lo que yo estoy haciendo en este post. Aunque también hay blogs menos inclinados a incluir links. Para esos no habrá problema mayor. Los míos tienden a tener pocos vínculos, solo ahora empiezo a incluirlos.

El segundo es una entrevista a Enrique Castro, organizador de la Jornada de Red de Blog: "una iniciativa que pretende convertirse en un punto de referencia para todos los usuarios de bitácoras españoles".

¿En qué andarán?

Es frecuente encontrar en los enlatados gringos el tema de la reunión de ex alumnos del college o algo así, años después. Y siempre está presente la pregunta ¿en qué andarán? y la consecuente ¿Por qué a ellos les fue tan bien y a mí no?

Ayer vi al hermano de un compañero del colegio en las noticias. Es corresponsal desde España y me entró de nuevo esa pregunta: ¿En qué andarán?

No mantengo contacto con mi pasado remoto en el Liceo de Cervantes de Bogotá y casi no lo hago con el menos lejano de la Universidad Nacional. Lo único fue haber visto al hermano del periodista una vez en la Universidad Javeriana, en una cafetería, en mi época de cuentacuentos. También a veces nos vimos con otro en mi U que resultó ser miembro del Opus Dei, yo no tenía ni idea qué era eso, y estaba decidido a convertirme. Hay uno, que era de otro grupo, que tiene una exitosa franquicia de comidas rápidas italianas aunque el no debe ni saber que yo estudié con él en algún momento del bachillerato.

Como ya respondí la primera pregunta, viene la segunda...

Supongo que es normal que a muchos les haya ido bien. Unos vivirán en el extranjero, otros se habrán casado dos o más veces, unos más habrán perdido el pelo como yo y tal vez alguno haya salido del closet. Fueron muchos los compañeros de colegio, no solo los treinta y pico que se graduaron conmigo sino los innumerables que fueron quedando en el colador durante todo el bachillerato. Al menos puedo decir que mi me ha ido mejor, comparado con los que no terminaron en el colegio.

He notado en varios blogs que permanece por ahí una nube de tristeza y abatimiento y si me pongo a compararme con gente que ni siquiera recuerdo obviamente salgo perdiendo. Puedo asegurar que ninguno de ellos contó cuentos durante tres años en su universidad y puede decir que fue la etapa más feliz de sus años de soltero. Creo que muy pocos podrían estar tan contentos con su pareja y recibir la confirmación que uno es el hombre con el que habían soñado, tal cual el médico se los recomendó. Pocos tendrán los amigos que tengo y si me pongo a buscarlos muy pocos saldrán en internet si hago una búsqueda con su nombre. ¡Yo aparezco en Google, ellos no!, o lo hacen bajo un alias, un seudónimo (como lo hace la mayoría de los bloggers).

En resumen, puedo tener muchas razones para dejarme absorber por la arena movediza del abatimiento pero de nada me sirve. Más bien me pongo al lado de mi esposa y su blog que trabaja por los sueños y me dedico a ubicar los míos y a hacer un plan para alcanzarlos...

Podríamos continuar este tema, pero en otra oportunidad, con el de las ex novias y mostrarles de lo que se perdieron cuando nos bajaron del bus. Sería más divertido, especialmente si alguna llegó a decir que se arrepintió de habernos dejado y nosotros haber tenido el placer de decirle: "Lo siento, demasiado tarde, perdiste el turno. Vuelve a la fila, si te interesa." Ellas tampoco aparecen en Google.

Nos vemos pronto.

23 marzo 2006

Mitos sobre Firefox

Saltando de aquí para allá me encontré este link en un artículo de El País. Devela supuestos mitos sobre Firefox. Lo dejo para su evaluación. Está en inglés.

No tengo nada personal contra Firefox, simplemente no me funciona como debiera y eso que soy un usuario bastante básico. Hay muchos temas del artículo que son como "chino avanzado" para mí.

Cualquier pregunta, queja, reclamo o insulto diríjala(o) al autor del texto, yo simplemente creo que puede ser de utilidad para los usuarios.

22 marzo 2006

Preguntas desde la ignorancia

En esto de andar leyendo montones de cosas en Internet uno se encuentra con infinidad de temas y por más curioso que sea es fácil en extremo encontrar algo sobre lo cual uno es ignorante. Y cómo en muchos sitios se puede opinar al respecto, la única opción que uno tiene es hacerlo desde la ignorancia.

Me pasó en el periódico de circulación nacional en Colombia, en su sitio de Internet, sobre un colombiano que está haciendo en el tur de golf de la PGA, en Estados Unidos. Como lo que se ha aprendido del tema es escaso, cualquier cosa que uno piensa tiene la gran debilidad de tener pies de barro.

¡Proclamo nuestro derecho a opinar desde la ignorancia! Qué haríamos entonces sino leer los blogs de los temas que manejamos. ¡Qué aburrimiento! En cambio puedo opinar en el blog de Kira y preguntarle esas cosas que uno no sabe sobre Uganda, Tanzania, Bangldesh o Dubai. O en el blog de Carmelo y preguntarle sobre España, en el de la maga y el hechicero para que nos hablen de cosas desconocidas para los muggles (los no iniciados en la magia en los libros de Harry Potter), Álvaro nos muestra su opinión desde Bergen, Noruega. Y en esos atrevimientos que uno se toma a veces la embarra, como decimos en Bogotá, pero muchas veces aprende. Por ejemplo la Pequeña Padawan me contó que era un padawan, Silmariat (el antiguo hechicero) me enseñó una maravilla de la naturaleza.

Así seguiré saltando de blog en blog, de sitio en sitio, interviniedo donde pueda y pidiendo a sus escritores que me enseñen cosas nuevas. Yo estaré encantado de compartir lo que pueda con ustedes.

Sin palabras

No hay mucho qué decir. Sólo les quiero recomendar este post de la Pequeña padawan. Me conmovió hasta la última entraña.

De eso se trata en definitiva un blog, de recomendar a otros lo notable que se encuentre.

20 marzo 2006

Compartiendo sueños y secretos

En El Tiempo de ayer encontré un artículo en el que nos cuentan sobre un hombre que se ha dedicado a recoger secretos en su blog. Cuentan unas cosas fabulosas y como preparación a este artículo hicieron una recolección de secretos de colombianos que también pueden encontrar en el artículo.

Al contarle a mi esposa se le ocurrió la idea de crear un blog que recoja los sueños de la gente. No los que tenemos mientras dormimos sino aquellas cosas que deseamos lograr de manera ferviente. Soñamos con casarnos, con tener hijos, que estos sean premios Nobel; con una casa, un carro, una finca y muchas vacas. Por ejemplo.

Puedes encontrar las instrucciones para enviarle tu sueño aquí aunque si deseas hacerlo ya mismo puedes enviarle un correo a postyourdream@gmail.com. Esperamos se vuelva un sitio importante en el que la gente nos cuente sus sueños, si los ha logrado, cómo lo ha hecho o qué está haciendo para alcanzarlos.

¿Cuál es tu sueño? ¿Cuál es tu secreto?

19 marzo 2006

Otra foto de Cartagena


En la escuela de bellas Artes
Foto MDA

17 marzo 2006

Mi memoria de papel

Este es otro de los textos publicados en mi blog abandonado y que ando recuperando poco a poco antes de que llegue la aniquilación. A propósito de un post de Jorge Letralia

-------------------

lunes, octubre 10, 2005
Mi memoria de papel

Si mi memoria no me está jugando una broma, en algún lugar de "Cien años de Soledad" Gabriel García Márquez dice que quien no tenga memoria se haga una de papel. Sucesos recientes me muestran que es conveniente irme haciendo una memoria externa y tal vez este blog y "En Medio del Ruido" sean un buen método incluso si el papel brilla por su ausencia.

La semana pasada estuvimos viendo con Alejandro (The artist formerly known as Jairo) una película que en inglés se llama The Notebook. No la reconocí por el nombre ni las imágenes de la caja del DVD pero me fui acordando poco a poco a medida que la veía que sí la había visto. El problema es que lo que recordaba iba siendo tan poco y por destellos que me di cuenta que la había olvidado por completo. Incluso el final fue comletamente nuevo para mi.

El pánico me colmó al pensar de tantas cosas que pude haber olvidado y durante el fin de semana estuvieron ocurriéndoseme diversas formas de almacenar los recuerdos en otro sitio diferente a la mente. Si fue una lectura, recortar el artículo y archivarlo, si fue una película grabarla o al menos hacer una nota y archivarla. Y repentinamente me vi en una casa llena de archivos inmanejables de todo tipo que guardaban todos mis recuerdos y yo en medio de ellos abrumado por montañas de papel y gastando mi tiempo solo en anotar y archivar recuerdos que solo yo entiendo y que cuando yo muera no serán más que basura.

Aparece entonces esta herramienta como la más práctica al momento para anotar recuerdos. Tendré que hacerlo con método, incluyendo varios en el mismo artículo para poderlos leer fácilmente sin llenarme de cientos de comentarios uno por cada recuerdo.

Ahora solo estoy pensando en si olvidé algo de lo que pensaba incluir en este texto. Si aparece algo nuevo lo añadiré, y si no aparece es como si nunca se me hubiera pasado por la mente y nunca hubiera existido, entonces no me hará falta.

Postdata: 26 de diciembre de 2005: muchos días después frente a las hojas del libro, Mauricio Duque descubriría que la frase atriuida a Cien años de soledad estaba en realidad en El amor en los tiempos del cólera.

Al menos era de García Márquez. Entonces mi memoria sí me estaba jugando una broma.

16 marzo 2006

Sobre el columnismo

Leí hace unos días una declaración de Álex Grijelmo en el País acerca de los blogs y el columnismo:

El presidente de EFE ha reconocido que no suele leer muchas bitácoras, según su opinión “los ‘blogs’ son equivalentes al columnismo” de los periódicos y “cuando haya millones se seleccionarán los mejores”, lo que repetirá en la Red el fenómeno de la elite periodística.
Mi interpretación fue que para él no eran muy importantes y no aportaban mucho pero no entendí lo del columnismo. Entonces, otro día, busqué en Google sobre el columnismo para entenderlo y me encontré el sitio Sin Columna, la web de los periodistas sin columna y en un apartado del sitio llamado Columna Vertebral hay una sección titulada Por los Columnistas donde encontré infinidad de información sobre periodismo, columnismo y el sitio en general me pareció bastante interesante.

Lo comparto con ustedes sin más comentarios para que ustedes mismos descubran el valor del sitio. Para mi ha sido esclarecedor y creo que seguirá siéndolo porque aún no termino de leerlo.
Como posdata recomiendo dos libros de Grijelmo: 'Defensa apasionada del idioma español' y, especialmente, 'La seducción de las palabras'. Este último es de esos libros que uno lee y quiere compartirlo. Por prestarlo me ha tocado comprarlo dos veces más. Sé que cuando lo presto deberé comprarlo de nuevo.

15 marzo 2006

Ya casi era la medianoche

Voy a contarte un sueño que tuve.

Llegábamos, creo que con Laura, no puedo asegurártelo, a una edificación vieja que en algún momento había tenido paredes blancas. Ibamos a un concierto de esa orquesta que tanto me gusta, especialmente por la voz de su nueva cantante. Antes que comenzara supe que estábamos en lo que había sido el matadero distrital (el que aún funciona en la Jiménez abajo de la treinta pero, en el sueño, había sido abandonado muchos años atrás). Cuando los músicos hicieron su aparición no pude reconocer casi a ninguno de los que había visto la anterior ocasión en que se presentaron. Iban vestidos locamente, inclusive el director, tan serio que había sido siempre, y una cantidad de gente nueva conformaba la agrupación. La música fue igualmente irreconocible para mí, ni siquiera la voz de la cantante fue igual. Un espectáculo más que adecuado para el escenario en el que nos hallábamos. El público abandonó el lugar antes que acabara la función y una amiga que no veo hace años me reclamó por haberle recomendado ese conjunto (no recordaba haberla invitado, pero aún así, me sentía apenado). Cuando salí me dirigí a mi casa, caminando. Repentinamente me vi sentado en mi cama, en mi cuarto (tú sabes que en los sueños los cambios más abruptos transcurren sin sobresaltos). Allí, en la misma habitación se encontraban Laura y Julián, aparentemente sentados en la silla del escritorio y sobre el baúl. El techo estaba lleno, abarrotado, de móviles de fantasmas, brujas y calabazas anaranjadas (como de día de brujas). Estos comenzaron a moverse fuertemente como si hubiese viento dentro de la casa, pero sentí que era otra fuerza diferente la que los hacía mover. Pensé que era Julián, jugando con esas cosas que él sabe hacer con su mente, y ya iba a decírselo cuando lo vi como paralizado. Pensé comentarle a Laura pero a ella le estaba sucediendo lo mismo. Me pareció como si ese instante se estuviera estirando y para ellos dos no transcurriera el tiempo, mientras que para mí avanzaba normalmente. Se sentía, pienso, como si estuviera viéndolos desde otra dimensión detiempo, pero yo aún permanecía en mi cuarto. Miré mi reloj, buscando un indicio sobre lo que sucedía, pero se hallaba trastornado. Los números se prendían y apagaban, cambiando cada vez a una hora completamente diferente y algunas veces ilógica (horas con minuto 78, por ejemplo). Fue en ese momento cuando Ella entró por la puerta de mi alcoba. No subió las escaleras, no llegó por el corredor, no salió del baño (la puerta de éste permanecía cerrada). Era como si hubiera aparecido repentinamente en medio del pasillo, frente a la puerta. Caminaba con la espalda muy derecha, iba en línea recta, con los ojos abiertos y la piel algo pálida. Vestía una bata roja, como las que Laura trajo de México. Se acercó a la cama, donde yo continuaba sentado, se acomodó allí subió sus pies y recostó la cabeza en mis piernas. La abracé y miramos por unos momentos un punto impreciso en las nubes, a través de la ventana. Luego se quedó quieta, mi reloj se apagó del todo y la fuerza que empujaba a los móviles desapareció. Ahora, éstos sólo ondulaban levemente, movidos por el poco impulso que les quedaba.

En ese momento desperté. Levanté la cabeza para ver la hora en el radio reloj y ya casi era la medianoche. Me recosté de nuevo, sin poder dormir a causa de la agitación que me consumía. A los pocos minutos sonó el timbre del teléfono; en realidad estaba esperando que lo hiciera. Una voz al otro lado de la línea me lo dijo: —Falleció hace tan sólo un momento—. Yo le agradecí la información y le dije que estaría con Ella después del amanecer. Sin embargo, yo conocía la noticia antes de oír sonar el aparato. A nadie se lo he contado, solamente a ti. Sería imposible explicar, yo mismo no lo entiendo, por qué razón yo estaba allí cuando murió entre mis brazos.

Mauricio Duque Arrubla
Enero 1998

13 marzo 2006

La imprecisión

En 1998 recibí por correo electrónico este texto originalmente llamado La imprecisión venezolana. Como tengo varios lectores de este país, como no busco ofenderlos, como originalmente fue escrito por un ciudadano de Venezuela y como la descripción podría prácticamente acoplarse a los colombianos llamé el post solamente imprecisón pero lo transcribo tal cual lo recibí hace muchos años.

-------

La imprecisión (venezolana)

Si en uno de esos coloquios vía satélite que están de moda se me preguntara cual es a mi juicio el rasgo distintivo del venezolano, no vacilaría en responder que la imprecisión, la indeterminación es nuestro signo capital.

Somos el país del más o menos, del más acaita y más allaita, más arribita y más abajito, en eso nos parecemos a los ingleses, que jamas dicen "near" sino "not far from" tal o cual parte, ni aceptan que ninguna cosa sea definitivamente buena sino "not bad at all".

Pero nosotros vamos mucho mas allá, rozamos los limites del surrealismo en nuestro comportamiento y lenguaje cotidianos.

Cualquier extranjero que nos visite por primera vez enloquecería si oyera, como se oye corrientemente, a un electricista, plomero o cualquier técnico venezolano ordenando a su asistente: "tráeme la vainita esa de bichar los perolitos del coroto", lo asombroso no es la terminología en si, lo increíble es que el ayudante comprenda perfectamente bien la orden y traiga exactamente lo que se le esta pidiendo...

Misterios de la lexicografía y la semántica venezolana

El mismo extranjero tal vez moriría en el intento si tratara de comprender la nomenclatura de nuestras ciudades. Para empezar, en las urbanizaciones venezolanas, las casas no se identifican por números sino por nombres, los cuales suelen dar origen a grandes confusiones. Así, por ejemplo, siendo (por razones que desconozco) San Judas Tadeo uno de los nombres preferidos por la clase media para bautizar a sus viviendas, no es raro que en una misma calle haya seis quintas San Judas Tadeo, con la consiguiente desesperación de quien busque tal dirección.

Luego tengamos en cuenta el estilo venezolano de dar las direcciones, rara vez un venezolano dice: "Avenida Betancourt, Edificio Lusinchi, tercer piso, numero 33", no, la forma habitual de dar la dirección es: Mas alantico de la plaza Alfaro Ucero, pasada la panadería, un edificio blanco con unos ladrillitos arriba, junto a una casa rosada con rejas verdes que tiene al lado una mata de mango", añadiendo de paso alguna formula misteriosa como "del lado de allá, no como quien va sino como quien viene".

En materia de tiempo, el venezolano es uno de los seres más indescifrables que existen. Solemos, por ejemplo, concretar una cita "en la tardecita" o "en la nochecita", pero nadie sabe a ciencia cierta que es la tardecita, que para uno es la tarde a primera hora y para otros la ultima parte de la tarde, ya cerca de la nochecita, que tampoco es un concepto claramente establecido (naturalmente, como va a estar claro si es de noche?), pero en todo caso citarse a una hora es visto como algo desconsiderado y hasta reaccionario.

Mejor se dice "a golpe de" o "tipo seis y cuatro". "A las cuatro y pico en punto", que en todas partes es un chiste, en Venezuela es una hora que puede corresponder a una realidad.

No aspiro a que me lo crean, pero en una ocasión oí decir a un locutor de una emisora radial de provincia anunciar la "hora legal de Venezuela: las cinco y media pasaditas".

Capitulo aparte merecen nuestras relaciones con los taxistas. Hay que ser extremadamente cuidadosos en los tratos con estos caballeros que abolieron por su cuenta el uso del taxímetro sin que el Gobierno chistara y sin que nadie sepa por que sus vehículos se siguen llamando taxis. Para contratar una carrera de taxi, el francés - pongamos por caso - sube en el coche y ordena: "25 rue Caucheman", el ingles hace lo propio e indica: "34 Peninton Road", y ya. El venezolano introduce media cabeza por la ventanilla del auto y pregunta: Por cuanto más o menos me lleva a Prados del Este? es muy probable que el chofer le responda: "Prados del Este? Ah, no, yo pa allá no voy", y arranque obligándolo a saltar. En caso de que acceda, el pasajero no indica la dirección de su destino sino que se dedica a guiar al conductor: "En el próximo semáforo a la derecha... en la esquina a la izquierda, otra vez a la izquierda y después derechito por la subida...

Agréguese a esto, como una muestra de nuestro gusto por la imprecisión, que aquí practicamos la curiosa costumbre de regatear con el taxista, que no pocas veces acepta hacernos alguna rebaja en el costo del servicio. Y para cerrar el capitulo del transporte, recordemos que los colectivos, aunque tengan paradas fijas establecidas, por lo regular no se detienen en ellas sino donde lo exija el pasajero, según la formula universalmente aceptada. "Donde pueda señor..."

Podría seguir citando ejemplos de nuestra afición por la imprecisión y la vaguedad, pero para no cansar a los lectores concluyo con dos que considero pertenecientes al propio reino de la poesía. En todas partes, para expresar el sentimiento que inspira cualquier hecho o circunstancia se suele decir, "me da miedo" "me da rabia", "me da asco" o "me da" lo que sea según el caso, en Venezuela decimos "me da cosa"...que es cosa? Vaya usted a saber!

El otro ejemplo parece extraído de alguna obra de Lewis Carrol: los venezolanos solo nosotros y nadie más en el mundo hemos inventado un termino para designar el color mas indefinido y difícil de nombrar de todo el universo: el color de mono-corriendo.

No me digan que esto no es verdad...

Las elecciones para mi fueron...

Cuando hablo de las elecciones me refiero a todo el proceso previo, la propaganda, los debates, el proceso de votación y el conteo de los votos con las opiniones posteriores corespondientes. Es lo que yo veo desde Bogotá. Fueron las elecciones legislativas del 12 de marzo de 2006, con nuevas reglas.

Publicidad monótona: Me pareció aburridora y sin motivación la propaganda electoral. Difícil para un candidato destacarse en ese mar de contradictores, con tiempo y espacio limitados. Les queda más fácil a los candidatos a presidente porque no son más de 4 que valgan la pena.

Contradicciones: la nueva ley electoral habla de favorecer a las bancadas en vez de a los individuos. Pero la publicidad se hacía a nombre propio y no del partido gracias a la figura del voto preferente por la cual uno puede escoger cualquier candidato de la lista de un partido.

Cifra repartidora y umbral: Aunque la lista del cndidato Peñaloza obtuvo más votos que muchos de los elegidos para congreso, no aportó ni un solo iembro a éste porque no pasó el umbral. Los que con menos votación lo lograron, lo hicieron porque su partido si pasó el umbral y les aplicaron la llamada cifra repartidora (la cual, reconozco, aún no entiendo).

De vuelta a la publicidad: una de las vallas más feas era la de Gustavo Petro, además que es para mi gusto uno de los personajes más desagradables. Pero alguien le hizo ver la falla del diseño y especialmente de la foto que no lo favorecía y la cambió por una de las que tenía el diseño más moderno y limpio. Vale la pena reconocer el cambio.

En fin, mis candidatos no ganaron sino en la cámara. Los partidos uribistas hcieron mayoría, vamos a ver si mantienen la disciplina de partido lo cual dudo mucho porque veo que varios se arrimaron al árbol de mejor sombra pero se irán tan pronto se posesionen. La ley les permite disentir de las directrices del partido por razones de conciencia.

Además es un mensaje a las FARC que además deberían leer las ONG Europeas. Las FARC no representan al pueblo porque éste votó en mayoría por la opción que dice enfrentarlas a muerte. Se que hay gente que no está de acuerdo con esta opción pero hicieron parte de los que se abstuvieron. Si se decidieran a votar en grupo podrían haber cambiado en algo el panorama que se nos aproxima. Y seguramente también estarían contra ellas.

12 marzo 2006

Infamia

Nuestra amiga caleña la Rana Berden difunde la denuncia de su amigo Andrés Felipe acerca de un muro construido en Cali para separar un barrio de otro, por sus diferencias económicas. El muro además convirtió en "una perfecta sala de cine" por aquello de la oscuridad total, el salón de primero de primaria de un colegio popular.

Encuentra aquí la denucia. Por favor vincula el blog de nuestra anfibia amiga porque no es posible que permitamos este apartheid criollo. Aprovechemos la ventaja de los blogs de la rápida difusión de las noticias.

Yo llegué a este sitio gracias a Álvaro en Ojo al texto.

Llegaron las elecciones

Finalmente estamos ante las primeras elecciones del año. Serán tres si las presidenciales van a segunda vuelta. Las de hoy son las legislativas (senado y cámara porque los otros órganos regionales y locales aún no terminan su periodo). Cedo la voz a Rubén Blades, con un fragmento de "Déjenme reír, (para no llorar)" del disco "maestra Vida, Primera Parte" (1 MB)
"No se pue' arreglar del pobre la situación
si el político ladrón nos entretiene con cuentos
y estadísticas diciendo: la culpa es de la inflación"



Powered by Castpost

11 marzo 2006

Villa de Leyva


La famosa plaza de Villa de Leyva , en Boyacá, Colombia
Foto MDA

10 marzo 2006

Los nuevos graffiti

Otro más de los rescatados del blog "Tómalo con calma". Por lo de la aniquilación. He cambiado de pensar un poco desde octubre sobre este tema pero lo dejo como lo escribí. Luego, en otra entrada, haré las correcciones que apliquen.


------------------------

martes, octubre 11, 2005

Los nuevos graffiti

Cada vez somos más los que escribimos un blog. Cada día es mayor el número de personas que, como yo, están levantando su voz para dejar un grito en algún lugar del espacio, del ciberespacio. Lastimosamente somos tantos gritando al tiempo... nadie nos escucha. Los que tenemos la costumbre de usar estas bitácoras sacamos el tiempo para gritar en ellas y poco para escuchar los gritos de los otros.

Cuando en Bogotá estuvo de moda lo de pintar graffittis salió una frase (tal vez de Luis Liévano) diciendo que el graffitto es un "grito pintado en la pared". En este momento tenemos millones de gritos colgados de la red. Me imagino a mi ciudad llena de graffitis y graffiteros, hay paredes en blanco para todos (lujo que no se dieron los graffiteros de la vieja guardia) con la diferencia que no están localizadas en avenidas concurridas como las de antes donde los transeuntes las encontrábamos y sonreíamos por el ingenio del gritón o nos disgustábamos del desperdicio de esa pared en tamaña sandez. Muchos saben que existen estas nuevas paredes y pocos van a buscarlas; si lo hacen se entretienen a una o dos solamente. El innumerable resto pasa desapercibido.

Bienvenidos al mundo de la incomunicación donde nos desesperamos por hacernos oír y no lo logramos. Hay que lograr que la gente sepa dónde esta nuestra pared y venga a verla con frecuencia. Nuestro compromiso es lograr que emerja una sonrisa por el ingenio del autor y no una mueca de desagrado por el desperdicio del valioso recurso del tiempo: el del lector y el de quien escribe. Porque las paredes dejaron de ser escasas y hay que sobresalir a punta de talento y una que otra pared mejor situada.

09 marzo 2006

Traducciones de los títulos de las películas

Hace poco alquilamos con Clauz una película llamada "En busca de pareja" pero su título original en inglés era "must love dogs" (debe amar los perros). Entre la indignación y la desesperanza me pregunté, como todos los latinos lo hemos hecho, quién diablos asigna los títulos en español de las películas norteamericanas. Tanto que se mata un artista craneándose el título para que otro se lo cambie sin misericordia.

No tengo una lista de ejemplos de asignación absurda de títulos en contravía de los originales en inglés pero con frecuencia mis amigos en Estados Unidos me hablan de una buena película y me cuesta trabajo identificarla, entre otras cosas porque son muchas las que no llegan por acá.

Entre los nombres mejor puestos recuerdo el de una película francesa que la llamaron "El placer de estar contigo" y su título original era Nelly et Mr. Arnaud. Aunque le cambiaron el original, el nuevo título dice todo. Aunque era europea y no se si la titulación en españal fue llevada a cabo por los mismos bárbaros que mencionaba antes.
Hay unas obvias que no tienen cómo cambiarles el título como El señor de los anillos, porque el libro se llama así o de otra forma le hubierna inventado algo de morirse. Aunque hace poco encontré un libro de Bradbury que se llamaba diferente en Español de su título en inglés. ¿Cuál será la razón para estos atrevimientos? Entiendo que a veces la traducción literal no significaría nada para nosotros, en esos casos lo acepto. Pero los demás nada que ver.
No sé como sea en España pero con los doblajes que les hacen es suficiente. No imagino oir a Gandalf o a Luke Skywalker marcando la c y la z en su pronunciación labidental. Reconozco que se complica cuando pasan por alguno de los canales que recibo alguna película u otro programa doblada por españoles. Así será cuando ellos ven nuestras novelas, a pesar del éxito de los gavilanes y las gavilanas.

08 marzo 2006

Por si las dudas

Catalina y Catalina eran hermanas. Gemelas, para más señas. Murieron como nacieron: al mismo tiempo, setenta y seis años después de ser traídas al mundo. Así lo habían planeado en muchas conversaciones.

Sus nombres completos eran Maria Catalina y Ana Catalina Herazo. Cuentan sus familiares que, es evidente, fueron muy unidas. Desarrollaron hipertensión a la misma edad y esta enfermedad decidió llevárselas al tiempo. Vivían en poblaciones diferentes aunque cercanas y siempre mantuvieron contacto. Fueron llevadas a sendos hospitales y cuando llamaron de uno al otro a avisar la muerte de la primera descubrieron que la otra había seguido su camino. Era el 28 de febrero, siete y media de la noche. Hubo que marcar los ataúdes en el momento de la velación para no confundirlas y fueron sepultadas juntas. Unidas más allá de la muerte.

Ocurrió en la costa colombiana, la atlántica. Allá donde dicen que existió o existe una ciudad llamada Macondo. ¿Alguien aún lo duda?

La nota de El Heraldo de Barranquilla

Un invitado


Mi gran amigo Alejandro ha vuelto a pintar. Les muestro su trabajo para que él se anime y siga en esos "malos rumbos".

06 marzo 2006

Mi Ray Bradbury

La primera vez que vi el nombre de Bradbury fue en un libro de Crónicas Marcianas que tenía mi hermano en nuestra biblioteca pero imaginé que era uno más de esos libros raros que el acostumbraba tener sobre el triángulo de las Bermudas, las pirámides y vainas raras de esas. Eso fue como a mis doce años. Después de leer las Crónicas me di cuenta que no había estado tan equivocado en mi prejuicio de pre adolescente.

El primer contacto verdadero fue cuando era cuentacuentos (cuenteros los llamamos en Colombia) durante mis estudios de Farmacia en la universidad. Una cuentera bogotana llamada Carolina Rueda había montado un espectáculo con cuentos de El Hombre Ilustrado y allí oí por primera vez "La Sabana" (ya antes había escrito en este blog lo importante que ha sido para mi oir cuentos contados antes que leerlos). Luego me encontré un libro que mi hermano se había tomado prestado de un compañero de trabajo en el que recopilaban historias que habían sido la fuente para películas de cine y encontré "La sirena en la niebla". Me enamoré. Conservo aún la fotocopia de esas páginas, las que quise ensayar para mi labor de cuentacuentos y nunca logré darle la forma que se merecía. Años después lo encontré en inglés y de vez en cuando releo cualquiera de esas dos ediciones y me emociono como la primera. Ese libro en inglés donde está es una auto-antología en la que Bradbury selecciona los que el considera sus mejores cuentos. Al menos no estaba tan desatinado en gustos. La Sirena fue la base para la película "El monstruo de tiempos remotos" que inició una serie de películas sobre dinosaurios que atacan las ciudades como Godzilla.

Después, el que ahora es mi mejor amigo me prestó Fahrenheit 451 y al terminarlo quise ser como los disidentes de la novela, el poseedor de un libro completo en mi memoria. Ese libro se llama "La Historia interminable" de Michael Ende, pero eso es otra historia que deberá ser contada en otra ocasión. Luego vinieron las Ferias del Libro de Bogotá y allí compraba a veces algunos de sus libros; tenía dos pendientes desde hace un par de años, fueron los que me dediqué a leer en estos días. En ellos encontré el Bradbury que me encanta especialmente en el segundo libro llamado "Fantasmas de lo nuevo", aunque su verdadero título en inglés es el nombre de otro cuento llamado "Canto el cuerpo eléctrico". En ese libro me encontré un cuento que me recordó uno de mis primeros escritos, un minicuento que hablaba de cuando las casas tomaron vida y se rebelaron contra los humanos. Es que Bradbury tiene uno de una casa que está viva y aunque mi relato no llega ni el más infimo punto del suyo, el tema evidentemente me trajo a la memoria el periódico en el que lo publiqué en mi facultad: El Antídoto. Tenía la ventaja que yo era el editor con mi gran amiga Janeth.

En ese mismo libro encontré un cuento que me recordó uno de los que más me ha impactado, del mismo Bradbury, porque tienen el mismo tema. Un hombre que se encuentra aparentemente solo en Marte sin posibilidad de volver en cohete a la Tierra cuando inesperadamente suena un teléfono. Me da escalofrío de nuevo al escribirlo. Resultaron ser personajes diferentes en épocas diferentes. Revisando las crónicas Marcianas, el libro donde estaba el otro cuento de este mismo tema me di cuenta que de acuerdo con la cronología que el autor utiliza, el protagonista se encuentra aislado en Marte justo en este instante, porque la fecha que tiene ese capítulo es diciembre de 2005. Para ese (este) momento ya debíamos haber conquistado Marte, construido ciudades sobre él y haberlo abandonado porque la guerra nuclear estalló en la tierra y todos los exiliados volvieron. Bueno, no todos como ya vimos.

Me encantan los cuentos fantásticos y con Bradbury me deleito mucho. Mi esposa ya ha definido los finales abiertos típicos de la literatura fantástica moderna como "finales estilo Ray Bradbury". No siempre es cierto que sea así pero ella ha asociado esos cuentos en que uno se queda preguntando si terminaron o no, con los escritos de este autor.

Aún me falta mucho por leer de él. No quise mirar ninguna biografía en internet antes de escribir esta entrada porque quería presentarles a mi amigo Ray Bradbury, el que también lo es de varios de ustedes. Sé que sigue vivo y escribiendo y por lo que veo hay muchos fanáticos suyos regados por la tierra.

05 marzo 2006

Breve y ¿bueno?

Hay una frase que recuerdo de una sección en un periódico bogotano. "Lo breve y bueno, dos veces bueno", o algo así.

Desde hace años he admirado la capacidad de los cantautores para contarnos una historia completa en unos cuantos versos. Lo mismo hacen los poetas. ¡Qué envidia! Aunque mis cuentos, esos que no salen en este blog, tienden a ser muy cortos y con finales "estilo Ray Bradbury" como dice mi esposa. Es decir, no sabe uno si terminaron o no.

Para mi existe un maestro en el arte de la brevedad y es Eduardo Galeano. En sus libros de historias muy cortas como Memorias del Fuego, Las Palabras Andantes, El Libro de los Abrazos y Bocas del Tiempo he encontrado cientos de narraciones en los que la brevedad abre tal vez el camino de la imaginación y el resto de una completa historia nos es sugerido para que lo inventemos los demás. Reconozco que a veces he tratado de hacer algo parecido y seguiré intentándolo.

Habrá cientos de ejemplos de otros autores, maestros en la brevedad. Monterroso, por ejemplo. Pero se trataba de ser breve y dejo esto aquí.

Se trataba realmente de escribir algo muy breve sobre el post número cien de este blog pero salió otra cosa. El próximo será sobre Bradbury, no deja de rondarme la cabeza. No creo que vaya a ser breve.

El alumbrado


El 8 de diciembre los católicos celebramos el día de la Inmaculada Concepción. En Colombia se celebra una tradición que consiste en prender velas y faroles la noche anterior a este día, como alumbrando el camino al arcángel Gabriel quien hará el anuncio a María. Esta foto es del 7 de diciembre de 2005, en la casa de mi suegra donde celebran con especial fervor.

Ese día es llamado la noche de las velitas o, en algunas ciudades, el alumbrado.

01 marzo 2006

La maldición de la pica

Llevo varios días sin tener acceso continuo a la Internet porque le presté mi computador a mi hermana porque lo necesita para terminar un trabajo que anda preparando. ¿Y el de ella? Pues lo dañé por necio. Tenía un computador viejo el cual andaba a duras penas hasta que compré uno nuevo a principio de año. En esa indecisión sobre qué hacer con los restos del viejo estuve casi dos meses, con mi esposa algo molesta porque los pedazos del viejo andaban tirados por ahí. Finalmente decidí qué hacer con él y el computador de mi hermana empezó a molestar. Pues tratemos de que el mío le sirva a ella antes de regalarlo.

El computador de ella volvió a funcionar aceptablemente bien pero ya que yo había llevado los restos del otro decidimos remplazar el quemador de CDs porque el suyo no funcionaba hacía meses. Hasta ahí todo iba bien. Pero decidimos ponerle también uno de los discos duros del mío. ¿Por qué regalar un disco de 80 GB en vez de instalárselo al computador de ella? Ahí fue Troya. Algo pasó y el computador nunca volvió a dar señales de vida. Ni mensajes de error saca entonces a llevarlo al técnico. Qué tristeza gastar plata en un computador de 7 años o algo así. Ahora me dicen que se quemó el procesador así que a comprarle computador nuevo a mi hermana ya que mal que bien le funcionaba y yo se lo dañé.

A partir de ahí han pasado cosas una tras otra que me hacen pensar en el mal de ojo, la maldición de Tutankamón, etc. Hasta las llaves del carro dejé encerradas, se perdió una joya de mi esposa, arreglos inesperados de mi vehículo. Por eso no he podido publicar últimamente, porque el ánimo no es el mejor y porque ando sin conexión al ciberespacio. Mi esposa es la única que se alegra porque voy a despegarme a las malas de mi vicio último. Hasta los negocios andan regular.

Hoy que es miércoles de ceniza, aunque no sé cuándo termine publicándose este post, voy a ver si la gracia divina me invade y me libera de la sal que me cayó. No he roto espejos, no he pasado debajo de escaleras ni se me ha atravesado un gato negro. Aunque siempre repito que no creo en agüeros porque eso es de mala suerte.

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados