13 marzo 2007

¡Que no panda el cúnico!

Un nuevo ataque a los blogs Colombianos (y seguramente a otros de habla hispana). No nos quedaremos callados, nunca se volverá costumbre el ataque vandálico.

Ante todo solidaridad y entrenamiento para eludir los intentos de obtener nuestras claves. Y si nos atacan, se perdieron las palabras ya pasadas pero nunca podrán acallar las que están por decir.

Si el graffiti es un grito pegado en la pared, mi blog es "un grito colgado en el ciberespacio". Un grito hecho a mano, como dice el logo a la derecha. Nadie silenciará nuestros gritos.

Me enteré donde don Víctor Solano

1 comentario:

Astrolabio-jsa dijo...

Parece la ola de terror que lanzó Pablo Escobar sobre Colombia, Mauricio, para silenciar que era un criminal narcotraficante. Saludo.

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados