28 mayo 2007

Muertos de videojuego

A partir de un comentario en el blog de La Maga se me ocurrió una mínima explicación a alguno de los problemas de Colombia


Los nuestros, los de Colombia, son muertos de videojuego que van cayendo a diestro y sinestro sin importarles a nadie


Por eso a veces pedimos a gritos que maten a todos esos HPs y se nos olvida que las P también lloran a sus hijos, y muchas veces son lo único que tienen.

De los muertos ajenos a los muertos propios, como los llama La Maga, hay una gran diferencia: Los ajenos son muertos virtuales. Los propios se llevan con ellos un pedazo de los que quedaron vivos. Entonces el hueco que nos dejan es más grande que su sola ausencia (ausencia y sola son dos palabras que parecen hechas la una para la otra).


Si hay una revolución en Colombia quiero que sea como ésta, llena de canciones y sin una gota de sangre:

5 comentarios:

Patton dijo...

pues sí, está buena la analogía ... muertos de video juego.

Y funcionó lo del feed, gracias.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Siempre a sus órdenes... :)

noemi dijo...

Los muertos que no son cercanos, a algunos se les acartonan y desfiuran convirtiéndose en cifra .

El Mazo dijo...

Mauricio,perdón por lo largo que va ser este comentario pero puede ayudar en este tema:
Primero,creo que el problema no es sólo colombiano, es de toda la cultura occidental. En una lectura sobre el tema del dolor encontré el siguiente razonamiento:
Los griegos, durante un tiempo, creían en la unión de cuerpo y alma, sea cual fuere la explicación, si el alma estaba encerrada, o era parte del cuerpo, no se podía pensar un cuerpo sin pensar en la persona, la academia incluía la gimnasia. Cuando avanza esa cultura en la mezcla judeo cristiana, cuerpo y alma se ven separados, la salvación del alma y ese tipo de cosas. En este momento el sujeto se plantea como un sujeto sin cuerpo. En los sucesivos avances del pensamiento científico se intentó demostrar que cuerpo y sujeto eran una sola cosa, y el "yo" creció hasta ser un sujeto-cuerpo.
Cuando llegamos a eso que algunos llaman modernidad todo se divide y se clasifica, lo bueno y lo malo, oriente y occidente, norte y sur,izquierda y derecha, toda la clasificación que hizo tan efectiva Auschwitz, cuerpo y subjetividad corren por caminos distintos, una cosa era el sujeto y otra el objeto, y es por eso que podemos hoy ver cuerpos sin sujetos, cuando vemos una fila de cadáveres vemos los cuerpos, no vemos los sujetos, no sabemos de las historias de vida, sus sufrimientos y amores; de ser sujetos sin cuerpos pasamos a ser cuerpos-sujetos para llegar hoy a ser cuerpos sin sujetos.
Por último, el autor, Fernando Barcena, planteaba que no había que mirar el dolor como un dato, cifras de enfermos, o cosas así, sino mirarlo como experiencia, algo parecido deberíamos hacer con la muerte, entenderla como un acontecimiento, cuando el muerto es cercano al lazo familair es todo un acontecimiento, tal vez a eso se refiera La Maga en su blog.
Que pena por lo largo del comentario Mauricio, pero eso era lo que quería decir. Un saludo.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Mazo, no hay problema por lo largo, muy buen comentario. Gracias por tomarse el trabajo de contarnos todo esto. Saludos

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados