30 junio 2007

Vaya uno a creerles

Ahora los asesinos de las FARC aseguran, prometen y juran que harán todo lo posible para devolver los cadáveres de los secuestrados asesinados. ¿Cuántos secuestrados menos ilustres permanecen desaparecidos y quizá muertos en medio de la selva sin que los bárbaros hayan movido un dedo para avisar?

No olvidemos el caso del capitán Guevara (no coronel como dije en mi publicación anterior). Las FARC prometieron la devolución y hasta el sol de hoy no hay nada, solo una viejita hermosa derruída por la pena de no poder sepultar a su hijo. No nos confiemos que los delincuentes de las FARC y sus cómplices Petro y Gaviria van a hacer algo humanitario. Más bien van a aprovecharse de la miseria humana para sacar su réditos.

Recomiendo la columna de Alejandro Gaviria en El Espectador (no confundir con el FARUCO director del Polo Carlos Gaviria). Habla sobre el error de medir con el mismo rasero a los "actores del conflicto" incluyendo a las instituciones legales en la misma bolsa que a las FARC y los paracos.

No hay comentarios.:

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados