20 julio 2007

Roberto el aceitoso

Cuando yo muera quisiera que la gente me recuerde con el mismo cariño que le tuvimos a Roberto Fontanarrosa. Los blogueros lo estamos expresando por centenares de bitácoras de habla hispana.

Sin caricaturas, sin textos. Este blog recuerda al negro Fontanarrosa y manifiesta la envidia que me carcome, uno de los más grandes y frecuentes defectos de este bloguero que rinde homenaje al maestro del que ninguno ha hablado mal hasta ahora. Ni habrá alguien que lo haga.

1 comentario:

Astrolabio-jsa dijo...

Loa al genial maestro, Mauricio. Abrazo.

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados