04 marzo 2008

Capuletos y Montescos

Los presidentes dicen que el problema no es con los pueblos sino con el mandatario del "otro" país.

La gente del común dice que ama al pueblo del otro país.

Siendo así, esta historia de amor y dolor es como Romeo y Julieta. Hugo Montesco y Álvaro Capuleto se detestan a morir, mientras sus "hijos" se aman como nunca.

Si las cosas siguen como van, los muertos serán los "hijos" y no los "padres" (como siempre sucede en cualquier conflicto).

Esta tragedia Shakesperiana tiene un componente adicional. Un triángulo amoroso casi cuadrado. Uno de los amigos de Romeo (su nombre Rafael Mercucio) está enamorado de Julieta; y Romeo como tal está empezando a sentir Piedad por una de los Capuleto.

Vamos a reescribir los clásicos de la literatura. ¿Alguien se anima con otro? ¿O tal vez completar/corregir esta re-versión?

3 comentarios:

Daniel Mora dijo...

Que imaginacion mi amigo. Aunque... nada mas cercano a la realidad.

Liz dijo...

Como decimos en venezuela:
PERRRRRRO! Mauricio, esto te quedó buenísimo!

La verdad sea dicha, nuestros pueblos son hermanos. No podríamos mandarlos a los Montesco y los Capuleto (junto con sus piedades y mercucios) para algún asteroide? y ya que estamos en eso.. aprovechamos y ponemos en el mismo cohete a los guerrilleros que quedaron sin jefe; estarán encantados de seguir sus jueguitos de guerra pero bien lejos!!!

Anónimo dijo...

... deja los clasicos tal y como estan son unicos... mIm

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados