10 julio 2008

Para Ingrid Betancur (del blog del gerente)

Este texto lo escribió el "Señor gerente" en su blog. Había dudado en copiarlo pero por fin me decido. Será ya conocido para muchos pero para alguien será nuevo. Si lo quiere compartir con alguien por favor cite la fuente y la dirección web del original:
http://www.blogdelgerente.com/2008/07/08/para-ingrid-betancourt/
----

Veamos, señora Betancourt, me dirijo a usted (ja! como si fuera a leer esto, que iluso) para decirle que si, que nos alegramos por su rescate y ví a la Dra Puppy(mi esposa) chillar como una niña al ver a su señora madre rodilla en tierra rezando y dando gracias a Dios por su libertad, vale, se le acepta y se le felicita… de corazón….
lo que no le acepto ni a usted ni a su familia son esas ínfulas de europeos, producto del fortuito matrimonio suyo con el señor francés ese, de no ser por eso, usted sería una colombiana más, igual a la señora madre del Capitán Guevara… si, la madre de ese mismo mártir de nuestra patria que se murió secuestrado en la selva, condenado por cumplir con su deber, esa noble señora a la que le toca subirse a un bus urbano exponiéndose a que la apuñalen por robarle el marco de la fotografía de su hijo muerto y que sigue secuestrado…
Sabemos que usted era secuestrada estrato 6, no producto de su importancia política, que con los meses fue decayendo, usted era una secuestrada estrato 6 gracias a Francia y gracias a su señora madre.
Francia no le salvó la vida, usted fue salvada por un pequeño grupo de “patirrajados”, algunos de ellos que juraron dar su vida al ejercito o a la policía de Colombia, dar la vida, no por usted, por todos nosotros, esos héroes anónimos, los que la acompañaron y apoyaron durante su secuestro y los de la inteligencia militar, si señora, esos que en algún momento juraron ante Dios y la Patria defender las instituciones y a Colombia con su propia vida si fuera necesario y que además lo cumplieron.
Mire señora Betancourt, su mamá en medio de su desespero, maltrató a este país al decir que esperaba más de las farc que de su patria, esa señora que se dedicó, apalancada en su doble nacionalidad, a dejar por el piso europeo el buen nombre de Colombia, esa señora adinerada y de la alta sociedad quien siempre culpó al gobierno de su secuestro, no señora, a usted no la secuestró el gobierno como creen los cocainomanos europeos, la secuestraron sus proveedores de coca, los terroristas de las Farc.
Si, señora, Uribe no merece las disculpas de su “mamita querida”, las merecemos los colombianos que de una u otra manera trabajamos todos los días para que este país no se hunda más de donde la gente de su clase económica y social lo han hundido…
y no, no soy de izquierda ni mucho menos, soy uno más, uno que se levanta enfermo a trabajar duro para poder pagar los servicios públicos y el colegio de su hija, un colombiano que conoce los Campos Eliseos gracias a las transmisiones gratuitas de televisión del Tour de Francia, un colombiano que debe ahorrar todo un año para poder pasar tres días en un Hotel pequeño en Cartagena, no un colombiano, que como su familia, se mantienen en hoteles 5 estrellas y apartamentos elegantes fuera del país.
Escuchar hablar a su hermana y a sus hijos de justicia social en Colombia, desde una costosa heladería a orillas del Rio Sena, recién “apeados” de los 200 caballos de potencia de un lujoso Citröen no es creíble.
Le repito, me alegra que haya salido de ese secuestro, la libertad es un derecho de todos, no solo de las familias con apellidos y dinero como la suya, pero a un ex soldado como yo le duele mucho ver como usted que proclama la libertad y la igualdad se sube a un lujoso avión, cruza el Atlántico y desde el blindaje de los micrófonos en Europa empieza a decir que se va a quedar allá por seguridad, mientras los verdaderos héroes de esta patria, llegan después del secuestro a sus casas de interés social y a medio terminar, intentando recuperar sus familias, a sus amigos y a buscar el dinero para pagar los servicios y lo del almuerzo en la tienda de la esquina.
La reto a que hable de igualdad social y política aquí, en su patria(que al parecer no lo es tanto), esa que, según sus palabras no la salvó del secuestro, porque según usted fue Francia, cuando ni siquiera sabían de la operación Jaque, cuando hay indicios que pagaron por usted y la convirtieron en esa estrella fulgurante, hable aquí en esta patria que se debate entre la vida y la muerte y que llora la muerte infame del capitán Guevara, de lo contrario, no venga, quédese en la seguridad de sus apartamentos lujosos en Europa y láncese a la política allá, hágale competencia a Sarkozy y espero verla algún día como presidenta del parlamento europeo, hasta presidenta de Francia, pero no cuente con los colombianos “de a pie”, que nosotros estamos aquí trabajando muy duro por este país, no señora no se vaya a confundir, yo detesto a las farc a los paramilitares y a los corruptos por igual, esos terroristas que nos han hecho daño, respeto profundamente las instituciones en Colombia, a pesar de los problemas de corrupción, producto de gente tanto o más ambiciosa que su familia, que le rezaron al que fuese con tal de obtener sus objetivos.
No venga a nuestra marcha señora Betancourt, tranquilamente quédese allá, aquí marcharemos con el alma a flote pidiendo por la libertad de los otros secuestrados, los colombianos de a pie, esos que sacan fiado el aceite en la tienda de la esquina para poder fritar una salchicha a la hora del almuerzo, esos que juraron defender la patria y en cumplimiento de su deber han dado su vida en la selva para que nosotros podamos ver televisión…
la marcha del 20 de Julio no la necesita, esta marcha necesita valor, esperanza y fuerza, tranquila señora, descanse que bien merecido lo tiene, quédese por allá cuidando a su señora madre, quien la necesita más que nosotros…

3 comentarios:

El Mazo dijo...

Hola Mauricio, quisiera comprender tus dudas para incluir este texto. Por lo pronto te voy a dar mi opinión de por qué no lo incluiría yo. Es muy cierto que Ingrid no es la única secuestrada, no es la única que merece esos honores y ya lo dijo Daniel Samper en su columna de El Tiempo, hasta la misma Ingrid destacó el papel de los que ella llamò los 'héroes' de la historia, haciendo referencia a los miembros de la inteligencia que realizaron el rescate. Lo que genera dudas en el documento del Sr. Gerente (y esa es una de las razones por las que yo no leo el blog del Sr, Gerente y prefiero comentar este texto en tu blog que en la fuente original)es ese uso indiscriminado de la palabra 'nosotros', mejor dicho, los que no somos los otros, los de allá, los diferentes. Esa diferencia se esconde luego en palabras como patria y como nación, que de ser un fenómeno compuesto por prácticas sociales ancladas en la cultura y la historia (un hacer, una forma de ser) pasan a convertirse una esencia sustantivista y peligrosa (el ser), como lo han demostrado otros movimientos nacionalistas como el vasco de la ETA o el nacional socialista alemán, por mencionar dos escabrosos ejemplos.
Ese nosotros del texto oculta dentro de sí actitudes clasistas encubiertas en la masa, excusando la opinión propia en figuras abstractas tipo: 'no soy de izquierda ni mucho menos, soy uno màs', y ese uno más hace referencia de nuevo a un ente indeterminado en el que se esconde la voluntad de todos, y las mismas FARC autonombràndose el ejército del pueblo han demostrado lo peligroso que puede ser hablar en nombre de todos como uno más de los colombianos de a pie.
Una vez apuntalado este discurso en verdades en aparencia objetivas, como la diferencia de educación o estrato social de Ingrid, se lanza a establecer diferencias que excluyen del juego político a los actores nombrados, quitàndoles no solo la voz sino el derecho a participar, con frase del tipo 'no venga a nuestra marcha... quédese allá'. Exacto, de paso dejemos allá a los judíos y a los gitanos diría un conocido alemán.
El argumento del Sr. Gerente se me antoja similar al de los carceleros de Ingrid. Cuando Luis Eladio narra en la entrevista a Arizmendi mejor conocida como 'el libro de Luis Eladio', cuenta que los comandantes de las FARC animaban a los guerrilleros a tratar mal a la secuestrada diciéndoles - y cito con lo que recuerdo de la frase pues no tengo a mano el texto en este momento- "Esa es la nacida en cuna de oro, que sienta lo que es el pueblo, que vaya y cague en un palo', creo que guardando las distancias de los sujetos que las pronuncian, esconden el mismo argumento, disminuir la diginidad humana del otro afianzando una falso y peligroso nosotros en cosas como la diferencia de clases.
Esas Mauricio, serían mis razones para no incluir este texto y creo estar seguro que las podrías compartir en su mayoría.

un abrazo.

Mazo

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Mazo, está un poco compleja la respuesta que pueda dar, no porque no sepa armarla sino porque no tengo mucho para decir.

Mis dudas eran más básicas, relacionadas con "para qué repetir algo que ya está publicado" pero pensé que finalmente aunque sea uno de mis lectores no pasa por donde el gerente. Y valió la pena porque propicié este comentario tan sesudo que me sacude las adormecidas neuronas

Mis dudas no eran tan profundas como las tuyas (hace tiempo que no tengo grandes dudas, hace tiempo que me siento un poco inutilizado). Pero finalmente creo que copié el texto porque hay cosas que compartí en el momento de llerlo y están relacionadas con cierta rabia que sentí tantas veces contra la mamá de la liberada. Y sentí que algunas cosas relataban lo que yo sentí al leer las noticias de lo que decía Yolanda y ahora Ingrid (obviamente noticias parcializadas, tendenciosas y, por qué no afirmarlo, mentirosas). En ese nosotros estaba yo

En mi caso personal la causa profunda de esa rabia es mi incapacidad de hacer algo que sienta valioso para arreglar lo que me parece no funciona pero la forma más fácil de deshacerme de esa "culpa" es juzgando a otros.

Hay muchas razones tuyas que comparto sobre el uso de esas palabras grandilocuentes y vacías que nos han engañado por años. Lo importante pra mí es poder identificarlas cuando quieran pasar escondidas y en eso me ayudas a estar alerta, porque las usamos de manera automática como loritos, como reflejo a lo que hemos escuchado por años en los canales de comunicación masivos y lesivos.

Humberto dijo...

Hola Mauricio: llego a tu blog por un comentario que dejaste en BBC Mundo. Creo que la insercion del post sobre la ex secuestrada ha sido atinada. Yo tambien lo hubiera reproducido en mi blog, pero, ahora que lo pienso, podria darme algunos elementos de juicio para redactar uno nuevo. No comparto la opinion de el mazo cuando cuestiona el termino "nosotros". Existe, quiérase o no, un "nosotros" y un "ellos". Y, sí, es cierto: las diferencias de estratos y clases sociales existen. Es por ello que tomamos partido entre una u otra ideologia. Y por supuesto: entre una y otra praxis social. Evidencia de ello es lo que esta haciendo la señora Ingrid B. Saludos.

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados