30 julio 2008

DOHA y TLC

Si el fracaso de la Ronda de Doha se debió a que los países industrializados no quisieron discutir sus políticas de subsisdios internos a agricultores...

Si ellos aplican la ley del embudo: "reciban mis productos pero ¿yo los suyos? voy a pensarlo"...

Si está visto cada vez más que eso del libre comercio de libertad tiene más bien poco...

¿Para qué carajos seguir insistiendo con el TLC si ya sabemos que nos van a "abrochar"?

PS: Para nosotros los que estudiamos algo de química TLC significa Thin Layer Chromatography. Tal vez de ese TLC sí valga la pena hablar, o del grupo musical que se llama igual.

20 julio 2008

Caminando, se cura la herida...*




Aunque esta vez opine menos, la marcha de hoy no fue menos importante que la del 4 de febrero. Nosotros también caminamos y seguiremos haciéndolo cuando sea necesario.

(La foto la tomó mi esposa)
* de "Caminando", canción de Rubén Blades
"Caminando,
Se cura la herida,
Caminando
Que deja el ayer"

11 julio 2008

10 mandamientos (aplican restricciones y condiciones)

En Colombia somos tan dados a acomodar las normas para que no tengamos que cumplirlas (pero el vecino sí) que el decálogo cristiano debería incluir en el título un asterisco o una nota al pie que lleve a la letra menuda:

10 mandamientos de la ley de Dios*
1.
2.
3.
.
.
.
10.
*aplican condiciones y restricciones

Por ejemplo al 'no robar' siempre se le busca algún esguince para que sea aceptable (pobreza, miseria, corrupción, etc.). Pero si el vecino viola el mismo mandamiento no hay atenuante que valga y lo condenamos a la quinta paila del infierno sin debido proceso.

Hipócritas nos llamarían algunos. Fariseos algotros de los que siguen este decálogo milenario.

Se reciben ideas de algunas de esas "condiciones y restricciones" que deberían incluirse en la letra menuda de ese famoso contrato de 10 cláusulas. Yo contribuyo con la primeras:

  • Válido solo en presencia de testigos
  • Comportamiento sugerido, no vinculante
  • Si los síntomas continúan o empeoran consulte a su párroco
  • Cláusula de permanencia: para rescindir este contrato debe informarse a la contraparte con 70 años de anticipación y esperar respuesta por escrito de la parte notificada (perjudicada)

10 julio 2008

Para Ingrid Betancur (del blog del gerente)

Este texto lo escribió el "Señor gerente" en su blog. Había dudado en copiarlo pero por fin me decido. Será ya conocido para muchos pero para alguien será nuevo. Si lo quiere compartir con alguien por favor cite la fuente y la dirección web del original:
http://www.blogdelgerente.com/2008/07/08/para-ingrid-betancourt/
----

Veamos, señora Betancourt, me dirijo a usted (ja! como si fuera a leer esto, que iluso) para decirle que si, que nos alegramos por su rescate y ví a la Dra Puppy(mi esposa) chillar como una niña al ver a su señora madre rodilla en tierra rezando y dando gracias a Dios por su libertad, vale, se le acepta y se le felicita… de corazón….
lo que no le acepto ni a usted ni a su familia son esas ínfulas de europeos, producto del fortuito matrimonio suyo con el señor francés ese, de no ser por eso, usted sería una colombiana más, igual a la señora madre del Capitán Guevara… si, la madre de ese mismo mártir de nuestra patria que se murió secuestrado en la selva, condenado por cumplir con su deber, esa noble señora a la que le toca subirse a un bus urbano exponiéndose a que la apuñalen por robarle el marco de la fotografía de su hijo muerto y que sigue secuestrado…
Sabemos que usted era secuestrada estrato 6, no producto de su importancia política, que con los meses fue decayendo, usted era una secuestrada estrato 6 gracias a Francia y gracias a su señora madre.
Francia no le salvó la vida, usted fue salvada por un pequeño grupo de “patirrajados”, algunos de ellos que juraron dar su vida al ejercito o a la policía de Colombia, dar la vida, no por usted, por todos nosotros, esos héroes anónimos, los que la acompañaron y apoyaron durante su secuestro y los de la inteligencia militar, si señora, esos que en algún momento juraron ante Dios y la Patria defender las instituciones y a Colombia con su propia vida si fuera necesario y que además lo cumplieron.
Mire señora Betancourt, su mamá en medio de su desespero, maltrató a este país al decir que esperaba más de las farc que de su patria, esa señora que se dedicó, apalancada en su doble nacionalidad, a dejar por el piso europeo el buen nombre de Colombia, esa señora adinerada y de la alta sociedad quien siempre culpó al gobierno de su secuestro, no señora, a usted no la secuestró el gobierno como creen los cocainomanos europeos, la secuestraron sus proveedores de coca, los terroristas de las Farc.
Si, señora, Uribe no merece las disculpas de su “mamita querida”, las merecemos los colombianos que de una u otra manera trabajamos todos los días para que este país no se hunda más de donde la gente de su clase económica y social lo han hundido…
y no, no soy de izquierda ni mucho menos, soy uno más, uno que se levanta enfermo a trabajar duro para poder pagar los servicios públicos y el colegio de su hija, un colombiano que conoce los Campos Eliseos gracias a las transmisiones gratuitas de televisión del Tour de Francia, un colombiano que debe ahorrar todo un año para poder pasar tres días en un Hotel pequeño en Cartagena, no un colombiano, que como su familia, se mantienen en hoteles 5 estrellas y apartamentos elegantes fuera del país.
Escuchar hablar a su hermana y a sus hijos de justicia social en Colombia, desde una costosa heladería a orillas del Rio Sena, recién “apeados” de los 200 caballos de potencia de un lujoso Citröen no es creíble.
Le repito, me alegra que haya salido de ese secuestro, la libertad es un derecho de todos, no solo de las familias con apellidos y dinero como la suya, pero a un ex soldado como yo le duele mucho ver como usted que proclama la libertad y la igualdad se sube a un lujoso avión, cruza el Atlántico y desde el blindaje de los micrófonos en Europa empieza a decir que se va a quedar allá por seguridad, mientras los verdaderos héroes de esta patria, llegan después del secuestro a sus casas de interés social y a medio terminar, intentando recuperar sus familias, a sus amigos y a buscar el dinero para pagar los servicios y lo del almuerzo en la tienda de la esquina.
La reto a que hable de igualdad social y política aquí, en su patria(que al parecer no lo es tanto), esa que, según sus palabras no la salvó del secuestro, porque según usted fue Francia, cuando ni siquiera sabían de la operación Jaque, cuando hay indicios que pagaron por usted y la convirtieron en esa estrella fulgurante, hable aquí en esta patria que se debate entre la vida y la muerte y que llora la muerte infame del capitán Guevara, de lo contrario, no venga, quédese en la seguridad de sus apartamentos lujosos en Europa y láncese a la política allá, hágale competencia a Sarkozy y espero verla algún día como presidenta del parlamento europeo, hasta presidenta de Francia, pero no cuente con los colombianos “de a pie”, que nosotros estamos aquí trabajando muy duro por este país, no señora no se vaya a confundir, yo detesto a las farc a los paramilitares y a los corruptos por igual, esos terroristas que nos han hecho daño, respeto profundamente las instituciones en Colombia, a pesar de los problemas de corrupción, producto de gente tanto o más ambiciosa que su familia, que le rezaron al que fuese con tal de obtener sus objetivos.
No venga a nuestra marcha señora Betancourt, tranquilamente quédese allá, aquí marcharemos con el alma a flote pidiendo por la libertad de los otros secuestrados, los colombianos de a pie, esos que sacan fiado el aceite en la tienda de la esquina para poder fritar una salchicha a la hora del almuerzo, esos que juraron defender la patria y en cumplimiento de su deber han dado su vida en la selva para que nosotros podamos ver televisión…
la marcha del 20 de Julio no la necesita, esta marcha necesita valor, esperanza y fuerza, tranquila señora, descanse que bien merecido lo tiene, quédese por allá cuidando a su señora madre, quien la necesita más que nosotros…

03 julio 2008

Recordando tonterías

Hace unas meses, cuando escribía sobre mis impresiones sobre la marcha del 4 de febrero me llamaron miserable (o miserable lo que escribí que no es lo mismo pero es igual) por afirmar esto sobre los comités Ingrid Betancur:

Comités de Ingrid Betancourt: El portavoz de la Federación Internacional de Comités de Ingrid Betancourt, Olivier Roubi, dijo a Efe que no apoya manifestaciones “porque van en contra de la mediación y la negociación”. “Si estás en contra de las Farc estás en contra del acuerdo humanitario”. Tomado de ElEspectador.com

Pobre Ingrid, con esos defensores tan limitados de pensamiento está más jodida que con los indiferentes colombianos como compatriotas o incluso con los bárbaros que la tienen secuestrada.

Me acordé hoy de este suceso y me pareció que era el momento de revisar el caso, aunque me gane de nuevo el apelativo de miserable.

Simplemente hoy tenemos la versión de Ingrid, un poco sorprendente para algunos de los que lucharon por su regreso, y nos ayuda a tener una foto más completa (¿menos incompleta?). Mis nuevas conclusiones las dejo para mis aposentos privados.

El Yamaha aguarda

En mi apartamento tengo un equipo de sonido marca Yamaha, más o menos potente, que se encuentra evidentemente subutilizado. Era para un proyecto, cancelado hace años, de montar un café. Siempre he soñado poner a "todo taco" el volumen de mi equipo de sonido celebrando que la guerra terminó. Armar una rumba de dimensiones colosales, extraordinaria, con los vecinos, al menos por un rato. Catarsis de años de frustraciones atoradas. Hoy veo que ese sueño es posible. Si el Yamaha fuera un ser vivo ya estaría empezando a prepararse para el reto. Nos falta bastante, lo sé. Y si las FARC entan en un proceso de paz fructífero no es el fin de los problemas. No podremos mirar por encima del hombro a Suecia y Noruega como por arte de magia. La desigualdad, la pobreza y la corrupción son estructurales y nos tomará una vida entera cambiarlos. Soñar no cuesta nada y quiero disfrutar la euforia del momento con el mejor ánimo y todo el optimismo que me quepa en cada rincón de mi cabeza y en cada resquicio de mi alma. Están todos invitados a la gran fiesta. Lleven la música que deseen escuchar pero pueden ir sugiriendo canciones para la lista. Se aceptan todos los géneros musicales.

02 julio 2008

¡Alegría!

15 más libres,
¿cuántos nos faltan?

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados