31 marzo 2009

Un amor de cine: Big Fish


[Sandra Templeton / Edward Bloom]


Sandra: ¡Narcisos!

Edward: Son tus flores favoritas.

Sandra: ¿Cómo has podido encontrar tantos?

Edward: He llamado a todas las floristerías de cinco estados. Les dije que era la única manera de que mi esposa se casara conmigo.

Sandra: Ni siquiera me conoces.

Edward: Tengo el resto de mi vida para conocerte


---

De la película Big Fish, tal como lo indica el libro "Un amor de cine" de Random House Mondadori 2009
Big fish en IMDb: Internet movie database

10 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Esta, para mí, es una de las escenas más románticas del cine.

Otra es en La vida es bella, cuando Begnini se escapa con su futura mujer de la reunión en un caballo. Otra en Grandes Esperanzas, cuando Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow se besan en medio de un torrencial aguacero. Y la otra es Dulce Noviembre, cuando Keanu Reeves le canta a Charlize Theron cumpliéndole uno de sus deseos.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Esteban, ninguna de las otras está en el libro. Si puedes transcribir un texto corto comoe stos para ponerlo aquí un día.

A mi me encanta, sin ser de amor, la escena del tango en perfume de mujer...

Esteban Dublín dijo...

¿Cómo que no es de amor? Esa también es una de las escenas más románticas que he visto.

Esteban Dublín dijo...

La vida es bella
Guido Orefice/Dora

Guido: (Entrando en un caballo) ¡Gracias! ¡Música, maestro! Esto es para usted (dirigiéndose al pretendiente de Dora y dándole un vino).
Pretendiente de Dora: Muchas gracias.
Guido: (Dirigiéndose a Dora) ¿Le gustaría princesa?
Pretendiente de Dora: Pero ella...
Guido: Rápido, princesa, ¡rápido!

Liz dijo...

Hola Mauricio!! siempre paso por aquí, pero hace tiempo que no te saludaba :-)

Esta es una de esas pelis de las que soy feliz propietaria... Me diste ganas de volverla a ver, me encanta!

Esteban Dublín dijo...

Mauricio, ¿te refieres a Laberinto, el del cuento? Bien sabes que puedes emplear a los cuentitos como tú quieras. En tus poscast o en este espacio, que de hecho me parece un privilegio.

Lo que no entendí muy bien es si ese cuento narra una historia de amor. ¿Es eso o estoy loco?

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Liz, desde que volví a encontrarme Big Fish quiero verla de nuevo. Sé que me encantó pero como a mi las películas se me olvidan y que verla otra vez. De este fin de semana no pasa

Gracias por volver, no te has perdido de mucho porque este blog ha estado más bien quieto

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Esteban, como siempre yo escribiendo enredado como hablo.

El cuentito Laberinto me recordó ese pasaje de la historia interminable. Y Como este blog está temático con el amor en el cine, podríamos buscar una escena de la película de tu cuento que de pronto quepa en escenas de amor en el cine :)

Esteban Dublín dijo...

Creo que las hay Mauricio. Una podría ser fácilmente una conversación entre el padre piedra y su bebé o entre Falkor y Bastian.

bajo.* dijo...

ese libro es muy lindo! :)

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados