03 abril 2009

¡Abogados!

Para los encargados de la propiedad industrial de la Federación nacional de Cafeteros de Colombia® esto debe ser una más de los cientos de amenazas que envían cada semana como parte de su trabajo: proteger los activos de la federación en lo que tiene que ver con marcas, lemas, enseñas, etc. No creo que tengan la primera patente pero ese no es el tema. Buscan proteger la tan maltratada propiedad industrial.

Para los que no lo saben, un conocido blogger colombiano con un sitio web de muchos años especializado en el humor recibió una comunicación del área legal de la federación conminándolo a retirar de sus servidores una imagen en la que hace una parodia de una de las marcas registradas de la Federación Nacional de Cafeteros. Todo el detalle en la misma carta de los abogados.



(O la encuentran aquí)
http://www.slideshare.net/diarionocturno/carta-juan-valdez

Después de haber leído la carta dejo mi opinión

1. La Federación tiene todo el derecho a defender lo que es suyo y le ha costado (mucho o poco) levantar. Los abogados reciben un sueldo por eso y hacen su trabajo.

2. La comunicación enviada a diarionocturno es en exceso amenazante, así están (mal)educados los abogados. Pero un profesional con criterio valora el real perjuicio a la marca y obra en consecuencia. Perdónenme, pero a esta gentecita se le fue la mano en los términos conminatorios de la exigencia de retirar del sitio web cualquier imagen similar a una marca registrada. El nombre de la federación y un llamado gentil hubiera logrado el mismo efecto. Nicolás hubiera retirado la imagen “infractora”.

3. Tengo mis dudas sobre si esa parodia en realidad pudiera ser considerada una usurpación marcaria por más notarias que hayan sido consideradas las marcas Juan Valdez® o Café de Colombia®. Pero ante la duda me abstengo de profundizar.

4. Los que me conocen saben que he trabajado en la industria farmacéutica de investigación toda mi carrera profesional. En la actualidad presto mis servicios al propietario de una de las marcas verdaderamente famosas en todo el mundo (aún más que las de la federación), y lo hago para el área encargada de la propiedad industrial en varios países de Latinoamérica. No puedo comprometer el criterio de mi empresa, hablo solo por mí, pero dudo sobremanera que los términos de la comunicación hubiesen sido esos, por más que consideráramos en riesgo de vulgarización la marca. Hay casos peores y con verdadero lucro del mal uso de la marca. Sobre los que gastamos los hoy escasos recursos.

5. Como en general los errores se encadenan y terminan en un evento, debemos reconocer que este caso hace parte de una cadena de errores. Y como usualmente sucede, la causa raíz está en las altas directivas. Ellos son los que dan las instrucciones que empleados sin criterio (como los abogados de marras o como yo en mi empresa) seguimos sin chistar.

6. Siguiendo con la responsabilidad de la alta dirección, deberían preocuparse más por el daño a la imagen del café colombiano que le causa el café Juan Valdez® a la imagen de “el mejor café suave del mundo”. Ellos lo saben. Se lo ha dicho un montón de gente. Por copiar el modelo de Starbucks echan a perder el trabajo y cuidado de años de los cientos de miles de caficultores que dicen defender. Una vez el café se daña, no hay cómo arreglarlo. Y el descuido con el que tuestan, almacenan, comercializan el café Juan Valdez® está haciendo que a nivel mundial, donde sí saben de buen café, la imagen de buena calidad del café de Colombia esté en entredicho. Solo un ejemplo: la característica principal del café colombiano es su acidez media y su aroma. Estas se generan en un proceso de tostión adecuado en el cual las reacciones químicas pirolíticas crean miles de compuestos (el número demostrado es en realidad de miles). Los procesadores del café mencionado dejan tan tostado, tan quemado el café que los procesos térmicos generan sustancias de descomposición que ya no tienen el aroma y la acidez deseados. Así que nos están vendiendo la ceniza más cara del planeta. ¿Qué los de Starbucks son igual de infames? Sí, pero ellos no son la federación Nacional de Cafeteros de Colombia®.

7. Mejor no hablemos de servir un espresso (la esencia de lo mejor del café) en vasos de papel, vender en supermercados café molido meses atrás igualándolo a las marcas más baratas, que conserven el café bajo bombillos halógenos que aumentan la temperatura y aceleran el daño, que no conserven frío ni sugieran refigerar el café, etc. Nos dedicaríamos un blog entero a decir por qué ese café del que cuidan tanto sus marcas no es el mejor café del mundo, pero ni en las curvas.

8. Tengo grandes amigos muy buenos abogados, por eso me atrevo a afirmar que los de la federación se excedieron porque sé cómo ellos hubieran manejado un caso como este.

9. Tengo también amigos que me enseñan de café y les duele en el alma que la federación haya vendido su alma al diablo de esta forma.

1 comentario:

quick divorce dijo...

buen blogs felicidades

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados