21 mayo 2007

Everest 2007: computadores con mal de altura

Transcribo las últimas noticias sobre la expedición de la expedición. Cosas curiosas que se presentan a estos niveles de altitud.

Computadores con mal de altura.

Por: Luis Alberto Camargo
Director Ejecutivo - OpEPA

Es muy curioso, que además de la adaptación que como escaladores tenemos que afrontar por la altura, esta igualmente afecte a los computadores. En nuestra expedición, el tercer computador con que cuenta el equipo, también sufrió mal de altura. Por esto, la expedición se había provisto de 2 computadores iniciales, los cuales ya se habían afectado, pero en este caso el tercero también fue afectado por este mal. Técnicamente, este fenómeno tiene que ver con la forma en que construyen los computadores y como suspenden los discos duros en gas o al vacío, en el momento de su fabricación. Con el cambio de presión atmosférica a gran altura, algunos balances requeridos para que funcionen adecuadamente se pueden perder, y en este caso, nuestros equipos cayeron. Esto sucede muy frecuentemente, el record que conocemos es de una expedición que llevo 56 discos duros y los cuales todos fallaron

En el caso de la comunicación por voz ya se logró restablecer, y en la cual el primer mensaje de los expedicionarios fue el siguiente:

“Hemos escuchado a través de voz los mensajes que nos han enviado. Desafortunadamente, en este tipo de expediciones la tecnología tiende a fallar y regresamos a lo mas primario de nuestro paso por el planeta. Cada mensaje que escuchamos es un aliento de fuerza y energía en este momento en el que estamos cargándonos de fuerza, de pasión, de Colombia. En los próximos días nos movilizaremos con el objetivo de prepararnos para intentar llegar a la cumbre de la madre diosa de las nieves. Esperamos que la montaña nos reciba con los brazos abiertos y bondad para que impulsados por la energía de Colombia, podamos llevar de nuevo el tricolor de nuestra bandera a lo más alto. Todo el equipo de expedicionarios está saludable y fuerte, listos para emprender el intento de cumbre.”

La naturaleza también puede jugarle una mala pasada hasta al equipo más sofisticado, pero esto hace parte de lo extremo que puede ser el pisar y compartir la vida con la montaña más alta del mundo.


No hay comentarios.:

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados