24 agosto 2007

Viejos y nuevos

Llevaba mucho tiempo sin suscribirme a los feeds de nuevos blogs. Mientras tanto, muchos de los autores de los viejos se fueron cansando (como nos ha pasado a casi todos) y dejaron de escribir. No cancelo las subscripciones porque puede que un año después los personajes que estaban agotados vuelvan a escribir y, a la manera de mensajes divinos, los feeds nos informen que las letras han vuelto por esos lares.

Esta semana he comenzado a interesarme por blogs que recomiendan los blogueros que leo. Pero por ahora no he encontrado uno nuevo que sea fascinante como muchos de los que ya conozco. Aunque reconozco que esa fascinación se logra con el tiempo en la mayoría de los casos y no con una sola lectura. Así que seguiré leyéndolos por un buen rato. Así como ustedes leen el mío para ver si algún día encuentran esa fascinación que yo busco.

Así que si por alguna razón alguien descubre un comentario mío en su blog, y es la primera vez que eso sucede, tal vez es porque he enfocado mi antena hacia sus nuevas ondas y estaré pendiente de lo que se diga en aquellas coordenadas del ciberespacio.

Sabrán que he encontrado algo fantástico porque lo proclamaré en este blog y tal vez los que me leen digan: "pero ese blog es viejo, ya lo conocía".

3 comentarios:

Chien dijo...

Toc, toc, toc... se puede???
Pasando a conocer...
Me ha gustado tu blog...
por aqui seguiré leyendo.
Buen fin de semana...

Álvaro dijo...

Buena tarea eso de visitar blogs nuevos. Además ya se acerca el día del blog.
Un abrazo y nos leemos!

Johanna dijo...

Gracias por la onda que te llegó para que pasaras por el mío.

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados