06 diciembre 2011

Nieve. ¿Nieve?

Y continuando con lo incierto del pronóstico del clima y contradiciendo lo que había dicho en el post anterior, anoche nevó. Una especie de "garúa" de nieve que apenas si manchó el suelo de mi terraza y que en la calle ya despareció convirtiéndose en hielo en algunas zonas. Pero se nota que no ha enfriado tanto porque aún se ven charcos de agua líquida, esos que cuando de verdad baje la temperatura serán sólidos y resbaladizos.

La gente caminaba con normalidad aunque nosotros tomábamos nuestras precauciones porque aún vamos descubriendo las zonas donde se forma hielo. Las líneas blancas de las cebras, los pasos peatonales, son lugares de riesgo. No son tan resbaladizas como las de Bogotá que con la sola lluvia se hacen jabonosas pero parece que son sitios que hay que transitar con más precaución.

Hay una cosa acá que llaman "black ice". Ocurre, al menos, en las carreteras y es el hielo recien formado que no se distingue contra el asfalto. Y hace que los conductores desprevenidos puedan perder el control de su carro. Ayer en la mañana hubo varios accidentes por hielo en carreteras en todo el país. Comenzarán a regar sal para que la formación de hielo se demore. Y empezarán los controles para que se usen cadenas en las ruedas cuando se transite por las careteras.

No sé a que horas nevó, debió ser al comienzo de la madrugada. Pero a las 9:30 PM, hora en que me acosté, aún era incierto si nevaba o no. Yo, algo maniático, obsesivo y novato, ando pendiente del pronóstico y por eso salí a mirar tan pronto me levanté. Hay quien lleva más tiempo viviendo acá, que ya tiene confianza, a quien lo toma por sorpresa estas nevadas de mentiras que vuelven resbaloso el suelo y requieren de unos zapatos con algo màs de agarre para evitar las ya pronosticadas caídas.

1 comentario:

gerente dijo...

pues esperamos que el primer resbalón no sea doloroso ni dramático :)

Recuerde que además de estas entradas encontrará más a través de los links de Ruidos Archivados